22 de agosto de 2016
22.08.2016
Lne.es »
CORVERA

La Consolación triunfa y quiere más

Los fieles, que abarrotaron la ermita de Nubledo, proponen recuperar la verbena para completar los actos religiosos

22.08.2016 | 08:57
Asistentes a la misa y romería en la ermita de la Consolación.

Los vecinos de Nubledo se entregaron ayer a la Virgen de la Consolación. Antes de comenzar las celebraciones a primera hora de la tarde, la ermita ya se había quedado pequeña ante la gran asistencia de los fieles, llegados no sólo desde la localidad sino también de otros puntos de Asturias para la misa y posterior procesión. Los devotos se agolparon en esta pequeña edificación, que data del siglo XVI, para seguir las oraciones del párroco de Los Campos y Cancienes, José Santa Clara.

Momentos antes de la liturgia, la Banda de Gaitas "Corvera d´Asturies", hizo sonar el himno regional, con el que comenzaron las celebraciones. Una vez dentro de la ermita, el párroco ofreció el hermanamiento de toda la localidad y el disfrute del día de la Virgen de la Consolación. "Debemos de hermanarnos en los momentos como estas fiestas, hoy es uno de los días para que disfruten todos los corveranos", sentenció.

Posteriormente, las gaitas y los tambores volvieron a sonar para la salida de la imagen de la Virgen. En este caso, cuatro vecinos de la localidad fueron los encargados de portar a hombros a la Virgen hasta la peña de la Consolación. Escoltados en todo momento por el párroco y varias decenas de asistentes, el desfile religioso de la imagen subió hasta el "prau" adyacente. Tras varios minutos, los fieles volvieron a dejar a la Virgen en su lugar, del que no volverá a salir hasta el tercer domingo de agosto del próximo año.

Varios vecinos lamentaron tras la procesión que las celebraciones terminaran ahí. "Hace unos años había algo más después, generalmente se hacía una verbena", comentaba un corro de mujeres, vecinas de Los Campos. David García, de 7 años y residente también en esta localidad, escuchaba la conversación y añadía que le gusta mucho acudir a Nubledo por la fiesta de la Consolación. "Vengo con mi familia todos los años", apuntaba.

Otro vecino de Los Campos, David Languete, señaló la fiesta como "inmejorable". "Las vistas desde esta ermita son increíbles. Adoro las fiestas por venir a este lugar", resumió. Y es que, hace unos días, el Ayuntamiento de Corvera trabajó en esta zona para limpiarla de vegetación, algo que no se hacía desde hace años. Ahora, esta ermita es bien visible desde la carretera que une Avilés y Oviedo", decía, mientras se alejaba del pequeño templo, símbolo de la devoción para Nubledo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine