24 de agosto de 2016
24.08.2016
Lne.es »

El gobierno local vuelve a externalizar el servicio de recaudación de multas

El Consistorio alega el alto volumen de trabajo que ocasiona la gestión de las sanciones, una media de 31.466 al año sólo de tráfico y seguridad vial

24.08.2016 | 01:56

El Ayuntamiento de Avilés vuelve a sacar a contratación el servicio para tramitar y cobrar las multas relacionadas con tráfico y seguridad vial y con el incumplimiento de las ordenanzas municipales, excepto en materia de disciplina urbanística. El gobierno socialista decidió externalizar este servicio ya en 2010 alegando el alto volumen de trabajo que ocasionaba y no tener un espacio adecuado en el Consistorio. Las razones, en la actualidad, son casi las mismas, según se recoge en el pliego de condiciones. Así, el Consistorio gestiona una media de 31.466 denuncias de tráfico y seguridad vial al año, con unos ingresos voluntarios por esas sanciones de 717.951 euros.

"El motivo que subyace en esta contratación obedece a la necesidad del auxilio o colaboración en la tramitación de procedimientos sancionadores que propongan soluciones de agilización, mejora y uniformidad de criterios en la tramitación administrativa de dichos procedimientos. Asimismo, se pretende una atención al público especializada, específica y en un horario de atención al público más amplio que posibilite una mejor prestación del servicio", expone el pliego.

Las empresas tienen hasta el próximo 29 de agosto para presentar sus ofertas. El tipo de licitación, según explica el Ayuntamiento, se fija en un porcentaje en función de las sanciones recaudadas por la vía voluntaria. Éste puede oscilar entre el 25 y el 30 por ciento. Cuanto más bajo sea el beneficio para la empresa, más puntuación recibe. Eso sí, la retribución a percibir por el adjudicatario nunca será inferior a los 60.000 euros anuales (más IVA) " a los efectos de garantizar el carácter oneroso del contrato". El plazo de adjudicación de ese contrato es de cuatro años, prorrogables otros dos si ambas partes están de acuerdo. Comenzará a aplicarse el 1 de octubre.

La empresa que finalmente se haga con el servicio deberá tener disponible un local ubicado en la zona del casco histórico y de "fácil acceso" como "Oficina de gestión de sanciones de Avilés". Tiene que estar en una planta baja, con entrada directa desde la calle y tener, como mínimo, 100 metros cuadrados. El horario de atención al público será de lunes a jueves de 9.00 a 17.00 horas; el viernes, de 9.00 a 14.00 horas, y el sábado, de 10.00 a 13.00 horas. El Ayuntamiento establece que la empresa deberá contar con un mínimo de tres personas para realizar las prestaciones incluidas en el contrato.

Entre las obligaciones de la contratada estará, además, elaborar en el primer trimestre de cada ejercicio una memoria resumen "indicando todas las actuaciones que se han llevado a cabo": número de denuncias formuladas por tipología, número de procedimientos sancionadores incoados, ingresos recaudados, número de pleitos..

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine