28 de agosto de 2016
28.08.2016
Lne.es »

La polvareda más divertida

Cerca de 10.000 personas acudieron a la plaza del centro cultural para disfrutar de nueve horas de música empolvados de mil y una tonalidades

28.08.2016 | 03:20
La polvareda más divertida
Momento en el que los asistentes a la Holi Party, todos a una, arrojan el polvo de colores al aire.

El Centro Niemeyer fue ayer una fiesta de música y color. Seis conciertos y miles de bolsas de polvos de colores tiñeron el blanco de la plaza del centro cultural y de las camisetas de los cerca de 10.000 asistentes que ayer se congregaron en el margen derecho de la ría para festejar la Holi Party. Pese a las colas para acceder al recinto, la ceremonia, que simula el festival hinduista de la llegada de la primavera, empezó puntual, a las 17.00 horas. El público congregado en la plaza, de todas las edades, comenzó la tarde bailando a ritmo del dj "J. Malevo", quien fue el encargado de "detonar" la primera de las explosiones cromáticas, que tuvo lugar a las 19.00, una hora más tarde de lo previsto. El ambiente era inmejorable, y la gente tenía ganas de fiesta. Se notó escasos minutos después, cuando un fallo técnico dejó sin sonido al pinchadiscos. Lejos de protestar, el público empezó a corear canciones hasta que, unos instantes después, los técnicos solventaron el problema y los decibelios volvieron a sonar.

A las 19.30 horas se subieron al escenario los "Morrigans", que jugaban en casa. "Ya tocamos en el auditorio y en la sala club. Sólo nos quedaba por probar en la plaza", aseguró minutos antes de subirse a las tablas Abraham Loya, bajista del grupo, quien destacó que "el público en Avilés siempre responde". Y así lo hizo. Los avilesinos levantaron la plaza del Niemeyer y el público coreó sus canciones, en las que hubo un repertorio variado con versiones y temas propios.

"Hugo-Le Loop", "Belöp", "The Otter Gang I" y "Beauty Brain" fueron el resto de grupos que desfilaron por el escenario del centro cultural animando una fiesta que se prolongó hasta las dos de la madrugada.

"Está muy bien, es como estar en mi país. Nos lo pasamos genial", aseguró Ronok Uddin quien, acompañado de Nazmun Nahar y la pequeña Fabiha Khanumrida, naturales de Bangladesh, quienes, embadurnados en pintura, disfrutaron de la fiesta. "Es la segunda vez que venimos", agregó Uddin, quien lleva ocho años en Asturias.

La gijonesa Mariluz Villalba, quien acudió a la cita acompañando seis, de los cuales dos eran menores de 14 años, destacó lo "divertido" de la fiesta. "Me voy a animar hasta yo", aseguró. También animados, los veinteañeros David Rodríguez y Pablo Busto, de Gozón, destacaron "el buen ambiente" de la Holi Party aunque, como muchos, lamentaron "la falta de organización en los accesos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine