27 de septiembre de 2016
27.09.2016
Lne.es »
Exfiaviles | Los coleccionistas

Cuño a un cuarto de siglo de periodismo

Decenas de filatélicos pasan por la Casa de Cultura por el matasellos de los 25 años de LA NUEVA ESPAÑA de Avilés

27.09.2016 | 03:41
Jorge López, en primer término, matasella una carta de Enrique Bustamante en la Casa de Cultura.

Con motivo de la presente edición de Exfiaviles, el Grupo Filatélico local puso ayer a disposición del público el timbre conmemorativo dedicado al 25.º aniversario de LA NUEVA ESPAÑA de Avilés, que había presentado el sábado, así como la tarjeta prefranqueada de la efemérides. Desarrollados a mediados del siglo XIX, los matasellos son muy preciados por los aficionados a la filatelia, que destacan porque "están vigentes durante un espacio muy breve de tiempo" e "identifican un acontecimiento importante".

"Es una pieza preciada porque sólo la hay durante un día. Si dentro de un mes te quieres hacer con ella, ya no puedes", aseguró Enrique Bustamante, amante de los sellos que ayer se acercó al puesto instalado por Correos en la Casa de Cultura para timbrar seis sobres. "Me llevo varios porque colecciono matasellos de Italia y Francia, y de esta manera, puedo intercambiarlos con gente de allí", afirmó el coleccionista avilesino, "asiduo" a este tipo de actos.

También aficionado a la colección de matasellos, Emilio Rodríguez destacó el valor de los timbres conmemorativos porque "señalan un día concreto". "Identifican un acontecimiento importante, y, por ello, tienen su importancia", afirmó el filatélico castrillonense, que diseñó su propio sobre para la ocasión. "Hay casos en los que el emisor también saca un sobre para esta cita. En este caso, yo opté por hacer mi propia cuartilla, en la que aparece la primera portada de LA NUEVA ESPAÑA de Avilés y la fecha de hoy" (por ayer), agregó Rodríguez, quien lleva "enganchado" a la colección de estampillas desde los 14 años.

Para poder emitir un matasellos, es necesario que una asociación filatélica solicite permiso a Correos. Una vez aprobada la moción, la entidad tiene que hacerse cargo de entregar un diseño del timbre, que es creado por la compañía postal. Tras ser utilizada, la pieza es remitida a las oficinas centrales donde, al cabo de unos meses, es destruida. "El hecho de que sólo se pueda utilizar un día concreto es lo que hace que la gente acuda en masa a por ellos y que haya tantos coleccionistas", afirmó Jorge López, director del servicio en Avilés, que ayer se encargó de matasellar las cartas de los aficionados que acudieron a la Casa de Cultura. "Además de ornamental, este timbre también tendría valor para circular", añadió.

Desde que el Grupo Filatélico de Avilés comenzase a emitir matasellos conmemorativos -1955- se han creado más de 90 timbres, que han sido dedicados a personalidades e instituciones de la talla de Jacques-Yves Cousteau, el Fuero de Avilés o la llegada del ferrocarril a la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine