06 de octubre de 2016
06.10.2016
Lne.es »

La venta de bonito en Avilés cae al nivel de hace cinco años pese a su abundancia

El cierre de la costera por agotamiento del cupo deja 743.446 kilos descargados por valor de 3,25 millones, los peores registros desde 2011

06.10.2016 | 03:55
La venta de bonito en Avilés cae al nivel de hace cinco años pese a su abundancia

La costera de bonito deja un sabor amargo en la rula de Avilés, donde las descargas del popular pez veraniego cayeron un 17,4 por ciento en comparación con las del año pasado: frente a 900.127,7 kilos puestos a la venta en 2015, esta campaña se subastaron 743.445,75 (a falta de algún barco que pueda llegar a puerto en las próximas horas). En línea con este retroceso, el valor de todo el bonito comercializado en Avilés pasó de 4.129.018 millones de la última costera a 3.254.704 millones en la presente, un 21,17 por ciento menos de dinero. Para encontrar cifras peores hay que remontarse a 2011, cuando la lonja pesquera facturó poco más de 600.000 kilos de bonito.

El pinchazo de la rula avilesina como plaza bonitera contrasta con la presunción de que la costera fue excepcionalmente positiva, pues incluso la autoridad pesquera nacional, por primera vez en la historia, decretó el cierre forzoso de la campaña por agotamiento del cupo de bonito, lo que da a entender que las capturas de este año fueron muy abundantes. Las lecturas de esta aparente contradicción son múltiples y ninguna contrastada de momento: que una parte de la flota haya preferido vender las capturas en otras lonjas, que los barcos de cacea (los únicos que venden en Avilés) hayan tenido peor costera que los "tanqueros", que la proximidad de los cardúmenes de bonito a otros puertos haya perjudicado al de Avilés o que la reducción del número de embarcaciones asturianas que se apuntan a la costera del bonito haya pasado factura en forma de menores descargas.

La costera del bonito finalizó ayer con las 15.000 toneladas de la cuota fijada para esta temporada para toda España pescadas, según un primer balance y pendiente todavía de conocerse los datos oficiales, según indicó el presidente de la Federación de Cofradías de Asturias, Dimas García.

El patrón mayor de los pescadores asturianos participó ayer en una reunión con otros representantes del sector en Santa Cruz de Tenerife para, entre otras cuestiones, analizar la interrupción sorpresiva de la costera del bonito por orden ministerial. En declaraciones a Efe, García manifestó que la campaña "no ha sido tan buena", aunque valoró el hecho de que algunas capturas fueron cerca de la costa, lo que benefició a las embarcaciones más pequeñas. Además, García ha reclamado que se mantenga, al menos, el cupo de 15.000 toneladas para la próxima costera. El Ministerio de Agricultura y Alimentación, por su parte, defiende un incremento de la cuota para 2017 y así lo pedirá en las reuniones a celebrar para repartir la tarta pesquera europea del año que viene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine