05 de noviembre de 2016
05.11.2016
Lne.es »

Robo contra reloj en Sabugo

Los cacos rapiñan en seis minutos la recaudación de dos máquinas tragaperras, en las que había unos 3.000 euros

05.11.2016 | 04:40
El ventanal por donde los cacos accedieron a la Cantina de Renfe.

Son los "ladrones virtuosos". Así denomina Arsenio Fernández, "Tito", responsable de la cantina de Renfe, a los ladrones que entraron en su local de madrugada y se llevaron en solo seis minutos la recaudación de dos máquinas tragaperras en las que había más de 3.000 euros. "Son unos 'campeones' especialistas en máquinas tragaperras", subrayó. En su negocio levantaron una persiana, rompieron una ventana y "atacaron" las máquinas de juego.

"La policía estaba cerca, pero no pudo hacer nada. Esta gente sabe que desde que entra al local hasta que sale tiene unos diez minutos de margen, que es lo que pueden tardar los agentes en llegar, y hacen su trabajo en tiempo récord; por eso es casi imposible pillarlos", dijo Fernández, que agregó: "Además, van exclusivamente a por las tragaperras porque en el bar había otras cosas de valor que ni siquiera tocaron". Estas bandas son capaces de abrir las máquinas de juego más rápido que un operario con la llave oficial. En la Cantina los ladrones entraron hacia las cuatro de la madrugada. "Con lo que se llevaron aquí hicieron la noche", concluyó Arsenio Fernández, que ha presentado la correspondiente denuncia en la comisaría de la Policía Nacional.

También hasta Río San Martín se desplazaron los responsables del Café Central de Villalegre, donde los ladrones se apoderaron la pasada madrugada de una máquina de chucherías. "Supongo que no les dio tiempo a más porque saltó la alarma", explicaron responsables del bar. Con ésta es la tercera vez que los amigos de lo ajeno acceden al local de Enrique Díaz. "Son más los destrozos que causan que lo que se llevan", señaló Josefina Domínguez, trabajadora.

"A mi modo de ver estos ladrones pinchan en un bar para robar en otro, porque también actuaron en la Cantina de Renfe. Tal vez esté todo estudiado para despistar a los policías", subrayó, y criticó: "Si los quisieran pillar podrían, porque nosotros tenemos cámaras y se les reconoce muy bien". En el Café Central actuaron de madrugada, a una hora no precisada. "Nosotros cerramos a medianoche y abrimos a las 5.30 horas, así que ese fue el tiempo que tuvieron", concluyó Domínguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine