05 de enero de 2017
05.01.2017

El impacto de la gripe, común y de tipo A, desborda el Hospital San Agustín

La neumonía es una de las principales secuelas del virus, con una de las mayores incidencias en años y que ha colapsado el servicio de Neumología

05.01.2017 | 12:34
Imagen de archivo de una habitación de aislamiento en casos de gripe.

El impacto de la gripe, común y también de tipo A, ha colapsado Neumología, con más de 70 pacientes ingresados en un servicio que tiene asignadas 22 camas del Hospital Universitario San Agustín. Así lo indicó ayer el doctor Manuel Ángel Martínez Muñiz, médico de esta especialidad en el principal centro sanitario de la comarca. Muestra de la gran incidencia de este virus en la población es que el 80 por ciento de los servicios que realizan las ambulancias están vinculados con su incidencia. Los sanitarios recomiendan no acudir al hospital salvo fuerza mayor, ya que no sólo está colapsado sino que además el exceso de personas facilita la propagación de la enfermedad.

La incidencia de la gripe A no es, de momento, preocupante. "Hemos visto hasta ahora algún caso, y alguno llegó a la UVI. Muchos de los enfermos ingresan por descompensación de su crisis", explica el doctor Martínez Muñiz. Los más afectados por la el virus son personas de edad avanzada y especialmente con otras patologías. El mayor volumen de casos registrados en el San Agustín son de gripe común. Una patología que, muchas veces, deriva en neumonía. "Sin lugar a dudas, la gripe genera una descompensación de las patologías crónicas", señala el facultativo, como explicación de estas secuelas de la enfermedad. La neumonía puede llegar a ser mortal en personas de edad avanzada y también en quienes padecen inmunodepresión. Puede ser, además, altamente contagiosa, y se transmite por medio de estornudos, tos y mucosidad.

Según señala el doctor Martínez Muñiz, las 22 camas que tiene asignadas en el San Agustín el servicio de Neumología suelen quedarse escasas incluso en verano, y lo habitual es "invadir" camas de otros servicios. Pero, actualmente, el colapso es total. "Poco después del puente hubo que suspender actividad quirúrgica programada", añade.

La incidencia de la gripe se adelantó este año respecto a lo que suele ser habitual, ya que se instaló en pleno mes de diciembre. Martínez Muñiz considera que, por el volumen de casos, la de este año es una de las gripes más importantes que recuerda. Otra de especial gravedad fue la de los años 1999 y 2000, pero en aquel período fue además mortal. "Afectó sobre todo a los ancianos, los tanatorios y las morgues estuvieron atascados. Ahora, más que por la mortalidad que conlleva, la incidencia de la gripe destaca por el volumen de casos", subrayó el neumólogo.

Las previsiones de las autoridades sanitarias es que en febrero haya terminado la oleada de gripe. En el conjunto español la tasa más alta de casos graves corresponde al grupo de mayores de 64 años (63%), seguido del grupo de 45 a 64 años (18%). Los factores de riesgo más prevalentes son la enfermedad cardiovascular crónica, la diabetes y la enfermedad pulmonar crónica. En los menores de 15 años, la enfermedad pulmonar crónica y la cardiovascular crónica.

La recomendación de las autoridades sanitarias para evitar el contagio es utilizar pañuelos de papel para taparse la boca y la nariz cuando se tose y estornuda, y tirarlos después. Lavarse las manos a menudo, mantener una buena ventilación de los espacios cerrados y limpiar con frecuencia las superficies que se tocan con las manos como los pomos de las puertas y los interruptores es otra de las recomendaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine