10 de febrero de 2017
10.02.2017

Media vuelta al mundo de pasión motera

Los niños del Santo Tomás aplauden a la gijonesa que llegó a India sobre dos ruedas: "Hay que disfrutar con precaución"

10.02.2017 | 03:51
Los alumnos del colegio Santo Tomás realizan el tradicional saludo motero. Entre ellos, Elsi Rider junto a Roberto Martín Cáceres, con chaleco, ayer, en el centro educativo.

De Asturias a Asia en moto. María Elsi Ribeiro, conocida como Elsi Rider, relató ayer a los alumnos del colegio Santo Tomás el viaje que emprendió sola el pasado 22 de septiembre desde Gijón, subida a una BMW GS700, y le llevó hasta India. No pudo visitar Paquistán al serle denegado el visado por su doble condición de mujer y motera. Recorrió más de 18.000 kilómetros.

Durante la charla, que se enmarca en el proyecto "Por buen camino", impulsado por un programa de la radio del centro educativo y que tiene como objetivo educar a los jóvenes en seguridad vial, Rider resaltó las experiencias vividas en diferentes países, como Irán, donde se sintió "segura desde el minuto uno". En esta nación conoció de primera mano el Muharram, mes sagrado para el Islam. "Coincidir con estas fecha fue para mí un regalo cultural", indicó para romper una lanza en favor de sus ciudadanos.

"Tenemos la imagen de un país de gente fanática y lo que encontré fueron personas cultas, acogedoras y respetuosas", añadió. En una sociedad donde la mujer permanece oculta, Rider se sintió un símbolo para ellas. "Les llamaba la atención. Al verme, las pocas que conducen sacaban la mano por la ventanilla animándome", indicó. India, por contra, no despertó en la motera asturiana las mismas pasiones que Irán. "Me gustó la luz y los paisajes, pero no detecté el misticismo, la espiritualidad y religiosidad que creía tener. Vi mucha dejadez e interés por sacar el máximo rendimiento a cualquier situación", manifestó.

Tras narrar la gran aventura asiática, Roberto Martín Cáceres, del colectivo Old Biker Asturias, tomó el relevo en la charla para concienciar a los alumnos del Santo Tomás de la importancia de utilizar el equipamiento adecuado cuando se sube a una moto. "Hay que disfrutarla con precaución y ello pasa por utilizar casco, guantes y ropa adecuada aunque sea para desplazarse en tramos cortos. Nada de ir con chanclas y camiseta de manga corta como a la playa", advirtió. Asimismo, mostró a los estudiantes los tres tipos de casco que existen y, de entre ellos, destacó el llamado integral por ser "el más seguro".

Junto a Elsi Rider y dos compañeros de Old Biker Asturias que accedieron al polideportivo de la calle González Abarca con sus motos, Roberto Martín invitó a los jóvenes a disfrutar de unos minutos sobre las cuatro potentes máquinas: Kawasaki, BMW, Honda y Aprilia. Rodeados de los distintos modelos y marcas, los jóvenes quisieron saber cuál era la mejor de todas. "Todo depende del gusto del conductor", respondió el motero, partidario de obligar a utilizar guantes ya que "en una caída, lo primero que pones en el suelo son las manos". "Un accidente, por pequeño que sea, te raspa la piel, de ahí la necesidad de protegerla con la ropa adecuada; puede salvar mucho", añadió.

Al concluir el acto, los alumnos comentaron los aspectos más llamativos de la exposición. "Me gustó cuando encendieron las motos", dijo Alexandra Ungureanu; visiblemente atenta durante la charla. "A mí me llamó la atención que la motera fuera sola", apuntó María Jesús Fernández. Por su parte, Pablo Fernández, destacó aspectos relacionados sobre la seguridad vial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine