12 de marzo de 2017
12.03.2017

Difac sufre las barreras en casa

La Asociación de Discapacitados Físicos reclama una parada de bus en Álvarez Gendín, donde tiene la sede: "Subir la cuesta en silla es inviable", lamenta

12.03.2017 | 13:17
Difac sufre las barreras en casa

Una parada de autobús. Esta es una de las principales reclamaciones que tiene sobre la mesa la Asociación Discapacitados Físicos de Avilés y Comarca (Difac), que espera que su petición se tenga en cuenta en el marco del plan de movilidad municipal. Y es que, según cuentan los responsables de la asociación, las cuestas de la calle Sabino Álvarez Gendín -donde está la sede de la asociación- y la larga distancia que hay que cubrir hacen inviable que sus socios lleguen en autobús, y de hecho muchos se ven obligados a quedar en casa si no tienen a alguien que los lleve. El problema es que ninguna línea de transporte pasa por allí. "Subir esta cuesta en silla de ruedas es inviable", afirman.

Julián Valdavida cumplirá en junio cuatro años al frente de Difac, así que este año tocan elecciones. "Creo que nos presentaremos otra vez", afirmó Valdavida, que asegura que el mejor balance que puede hacer de su mandato es el compañerismo y el buen ambiente que se respira en la entidad. Pero además de esa relación familiar que han forjado, y las múltiples actividades de ocio que ofrecen a sus asociados, Difac mantiene el espíritu reivindicativo, porque todavía quedan muchas barreras por derribar.

Julián Valdavida lleva recuento de las obras que se hacen mal. "Pasó este año en Ramón Granda: los dos pasos de peatones los dejaron peor de lo que estaban. La silla eléctrica volcaba y con una manual no subías", asegura. Ahora el error ya quedó subsanado, pero hay muchas otras deficiencias pendientes. "En Hermanos Espolita pusieron los registros más bajos que las baldosas y es fácil tropezar. Y en Río San Martín es imposible llegar al pulsador del semáforo con silla de ruedas", enumeró.

Difac participa en las comisiones de barreras arquitectónicas de Avilés, Castrillón y Corvera. "En Avilés nos reunimos cada año, aunque tendría que ser cada seis meses. En Corvera, cada tres o cuatro meses; y en Castrillón, también", señaló el presidente. Además de esta tarea ofrecen asesoramiento a demanda de comunidades de vecinos y también de sus socios a la hora de acometer obras y mejoras.

Tener un entorno accesible es clave para los usuarios de Difac. "El problema de los que sufrimos una discapacidad y quedamos en silla de ruedas es cuando llegas a casa del hospital. Lo primero que te encuentras puede ser un bordillo o un peldaño en el portal para llegar al ascensor, si lo tienes. Y si no olvídate, hay que mirar de ir a otro domicilio", aseguró Valdavida. Dentro de casa las cosas no son mejores. "Las puertas en el piso son estrechas, en el baño no entras... ¿Por qué cuando se hace un piso nuevo no se hacen la puertas de 80 centímetros de ancho? Yo no las veo tan raras. Veo más raras las de 70, que no paso", añadió.

En lo que se refiere a las actividades de ocio que impulsa Difac para sus socios, este año una de las novedades será la celebración del Día del Libro en el palacio de Camposagrado, el 20 de abril. "Se van a escenificar unos relatos de los críos del concurso de relatos", avanzó el presidente. Otras actividades previstas son las habituales visitas a colegios y el Día de la Accesibilidad, que este año será en Salinas.

Rocío Martínez, la administrativo de la asociación de Discapacitados Físicos de Avilés y comarca, tiene el control del número de socios: 294, de los que 207 tienen discapacidad. El resto son principalmente familiares. Muchos de estos socios asisten a los talleres de atención psicológica, que siempre están a tope, que imparte la psicóloga Marisol Delgado. Otros se decantan por el taller de manualidades, que corre a cargo de un miembro de la directiva. El coro, el concurso de fotografía "Enfoca la discapacidad" para los escolares y salidas mensuales forman parte de la cartera de actividades de ocio. "Este año tendremos la 19ª. edición del campeonato de billar en silla de ruedas", avanzó Valdavida.

Su participación en el programa "Aunando esfuerzos", que impulsa la asociación de vecinos del Polígono de La Magdalena les ha servido para estrechar lazos con otras asociaciones. "Hacemos actividades conjuntas para reforzar la convivencia y de esa forma se ha logrado hacer un barrio más integrador", concluyó el presidente de Difac.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Avilés y comarca

Clase de árboles autóctonos en asturiano

Clase de árboles autóctonos en asturiano

Medio centenar de alumnos de sexto curso de Primaria del colegio público de Villalegre...

Alumnos del Luisa de Marillac visitan la Comisaría

Alumnos del Luisa de Marillac visitan la Comisaría

Un grupo de alumnos del colegio Luisa de Marillac visitó la Comisaría de la Policía Nacional en...

Bandas sonoras que "le hablan al corazón"

Bandas sonoras que "le hablan al corazón"

"Tengo muchas fuentes de inspiración", afirma el creador de la música de "Lo imposible" y "Un...

Al Versalles le gusta ser diferente

El colegio público dispone de un "gran equipo de orientadores" para impartir una enseñanza...

Malestar entre los padres por la lista de espera para la vacuna de la meningitis

Malestar entre los padres por la lista de espera para la vacuna de la meningitis

Las farmacias avilesinas empiezan a dispensar el medicamento "con cuentagotas"

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine