20 de abril de 2017
20.04.2017

Moro y Toro defienden su gestión del agua en Corvera: "Fue en favor del Consistorio"

Miguel Ángel Villalba fía al juicio sobre la presunta trama la demostración de su inocencia El exedil Luis Solares ve "abstracta" la acusación fiscal

20.04.2017 | 02:59

El exalcalde de Corvera Luis Belarmino Moro y su concejal de Hacienda, Ana Belén Toro, rechazaron ayer la argumentación de la fiscal de "la trama del agua", que trata de desentrañar las relaciones comerciales entre este Ayuntamiento y la empresa Aquagest. Según el ministerio público, los dos políticos, "de común acuerdo" con Luis Solares (PP), adjudicaron el contrato de gestión de las piscinas de Las Vegas a la empresa Aquagest "por razones y contraprestaciones que no constan y sin tener en cuenta el perjuicio económico para el municipio al rechazar otras ofertas". "¿Cómo puede decir eso? La adjudicación de los pliegos los tenía que pagar el adjudicatario de la gestión. ¿Actuar en beneficio del Ayuntamiento de Corvera ahorrando un gasto es ir en contra los intereses de Corvera?", se preguntó ayer José Carlos Fernández, el abogado de Moro y Toro.

El letrado añadió que la actuación de sus defendidos "la avaló el Tribunal de Cuentas diciendo que no había responsabilidad por alcance. ¿De qué estamos hablando?". Fernández también atacó otro episodio relacionado por la fiscal del caso: "Dice que mis clientes firmaron a sabiendas de que había irregularidades en el contrato de las piscinas. Ese contrato está santificado por los informes del secretario general del Ayuntamiento, de la interventora, de la tesorera... Si están unos imputados, ¿por qué no lo están otros?".

Luis Solares, que era presidente del PP y concejal de Urbanismo en Corvera en el momento en que estalló el "caso del agua" prefirió ayer "guardar silencio". "Si hablo, a lo mejor piden para mí una pena mayor", ironizó. "Veo muy abstracto todo esto de que se me acusa", aseguró el exconcejal conservador.

Miguel Ángel Villalba, el principal implicado en el proceso -afronta siete años de cárcel- aseguró a LA NUEVA ESPAÑA: "La fiscal ha hecho su trabajo en virtud de la información que dice que tiene. En el juicio se determinará que no somos culpables de los delitos que nos imputan". Villalba y su hermana Elena tienen que responder de un delito continuado de falsedad en documento mercantil (falsificación de facturas) y otro de cohecho. Y es que el Ministerio Público asegura que los dos hermanos idearon "en concierto" con los directivos de Aquagest I. S. B., A. M. F. y J. A. M. M., "un plan destinado a obtener fondos de la mercantil con los que satisfacer sus necesidades personales y financiar las actividades de su partido, a cambio de la concesión de ciertos beneficios en forma de contratos con distintas administraciones públicas, al amparo de su posición política".

La empresa Aquagest -como sociedad- tiene que responder a un delito continuado de cohecho. La fiscal pide el abono de una multa de medio millón de euros cuyo pago será fraccionado, apunta la fiscal, "pues de no hacerse así se pondría en peligro la supervivencia de la empresa". Los representantes de la empresa, a preguntas de este diario, prefirieron ayer no pronunciarse sobre las diligencias enviadas por la fiscal al juzgado Número 3 de Avilés. Un paso decisivo de cara a la culminación del proceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine