La segunda avería en Arcelor en ocho días genera otra nube de polución

Una campana dejó de funcionar por un fallo eléctrico y causó la emisión La compañía descarta reabrir esta semana la planta de la fuga tóxica

03.05.2017 | 11:32

Segunda avería en ocho días en las baterías de coque de Arcelor-Mittal. Una gran nube negra cubrió ayer el parque empresarial avilesino en torno a las cinco y media de la tarde procedente de la factoría, la misma instalación que está bajo sospecha por la nube tóxica del lunes de la semana pasada. Una avería eléctrica registrada en torno a las tres de la tarde hizo que las campanas de aspiración del deshornado quedasen fuera de posicionamiento. Una de ellas dejó de funcionar y eso provocó que en uno de los deshornados saliese una gran nube negra a la atmósfera en vez de las habituales de vapor. Ocurrió en torno a las cinco y media de la tarde.

La multinacional comunicó lo sucedido a última hora de ayer a la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente. Fuentes de la compañía incidieron en que "no se produjo una emisión de gases" como la del pasado 24 de abril, pero reconocieron que "no es habitual" que se produzca un fallo como el de ayer en las campanas de aspiración. El incidente se produjo en la campana número 4 de los hornos de las baterías de coque y fue aproximadamente a las 17.40 horas cuando se produjo "una emisión difusa" durante un deshornado.

La nueva avería se produce mientras Arcelor está a la espera de recibir el visto bueno del Principado para reactivar la planta de ácidos donde el pasado 26 de abril se produjo la avería que generó la nube tóxica que cubrió durante unos quince minutos el centro de Avilés. La compañía sostiene que la instalación estará lista para volver a funcionar mañana, pero duda que vaya a recibir de forma inminente el visto bueno del Principado, dado que la administración regional aún está solicitando información sobre la avería inicial.

La planta de ácidos de las baterías de coque de Arcelor permanece inactiva desde el lunes de la pasada semana. El Gobierno autonómico comunicó esa misma noche que la instalación estaba clausurada hasta nueva orden. Fuentes del Principado explicaron ayer que la paralización se levantará una vez que la compañía presente toda la documentación que se le ha requerido y que la Consejería de Industria certifique "que es seguro" reactivar la instalación.

"Es una cuestión de seguridad industrial", aclararon ayer desde la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente del Principado. Desde la multinacional advierten de que la reactivación de la instalación "no se debería prolongar mucho más en el tiempo". "Los gases se están combustionando en los hornos, son corrosivos y pueden dañar el refractario. No se puede dilatar por más tiempo", subrayó ayer a este diario un portavoz de la compañía siderúrgica.

IU anunció ayer que se reunirá el próximo lunes con la dirección de Arcelor-Mittal para abordar el escape tóxico de Avilés y también que preguntará esta semana en el pleno de la Junta General sobre las medidas tomadas por el ejecutivo asturiano tras la emisión de gases. "Tiene que haber un informe del Principado y, por lo tanto, debe de haber inspección en la materia. Tenemos problemas de protocolos de cara a los ciudadanos, de control y de prevención", zanjó el portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Parlamento autonómico, Gaspar Llamazares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine