12 de mayo de 2017
12.05.2017

Un museo en miniatura para la ría de Avilés

Los vecinos aplauden la apertura del Centro de Interpretación de Zeluán y Llodero, que mostrará restos de especies del estuario

12.05.2017 | 13:12
Inauguración del Centro de Interpretación del Monumento Natural de Zeluán y Ensenada de Llodero.
Alejandro Peláez, de Mavea, da explicaciones a los responsables portuarios Santiago Rodríguez Vega (primero por la derecha) y Rubén Marín (tercero), el representante vecinal Amado González y Manuel Calvo.

El entorno de la margen derecha de la ría va cogiendo lustre. El Aula de Interpretación del Monumento Natural de Zeluán y Ensenada de Llodero, un museo en miniatura sobre la vida en el estuario, abrió ayer sus puertas en el aparcamiento de San Balandrán, un espacio al que se sumará el año que viene el Centro de Interpretación del Cañón de Avilés y el del Puerto, que ocuparán los antiguos astilleros de San Juan de Nieva. "Para nosotros es fantástico. Lo que queremos es que el entorno esté cuidado lo máximo posible. Si además lo que se pone en marcha atrae a gente, aún mejor, más ahora que nos presentamos a Pueblo Ejemplar", apuntó Amado González, miembro de la junta directiva de las asociación de vecinos "Enlaze" de Laviana.

En el acto inaugural, participó el director general de Recursos Naturales del Principado, Manuel Calvo, que anunció un proyecto de recuperación de la charca de Zeluán impulsado por el grupo ornitológico Mavea. "Es una actuación prevista, pero primero tenemos que hacer un análisis del suelo para descartar la presencia de metales pasados. El estudio está en fase de contratación", señaló. El plan consiste en aumentar el vaso de la charca, que cada vez tiene menos agua por la vegetación, ante el riesgo de que se pierda el hábitat de las aves que paran en ella.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega, destacó el compromiso de la entidad con el entorno de la ría. "El puerto tiene una actividad económica e industrial y en el entorno tenemos un enclave natural que nos interesa poner en valor", indicó.

El Aula de Interpretación será gestionado por el grupo Mavea, muy activo en la lucha por la recuperación de la riqueza de la ría. La caseta instalada por la Autoridad Portuaria en San Balandrán ya se queda pequeña para albergar el material del que dispone el colectivo. Lo visitantes podrán conocer las aves que proliferan en el entorno e incluso ver ejemplares disecados: alas, patas y pieles completas de ánade realmado, bisbita común, lechuzas campestre y común, tórtola turca, petirrojo o gaviota enana, entre otros.

Para César Álvarez, de Mavea, una de las piezas más especiales por el "valor sentimental" son los restos de una garceta holandesa, que durante años pasó seis meses en Llodero y otros seis en Texel. "Murió de vieja a los ocho años y aquí la encontramos", explicó. La muestra también incluye una amplia variedad de conchas que repasan la riqueza del estuario avilesino antes de los efectos de la industrialización de Avilés y las que se vuelven a encontrar en la ría. "En la época buena llegó a haber más de 140 especies de macromoluscos, hubo una época en la que solo quedó la almeja de perro y ahora se pueden ver 22", añadió Alejandro Peláez, del Grupo Mavea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine