09 de agosto de 2017
09.08.2017

Llaranes apoya a los empleados del antiguo economato

"Los vecinos nos han dicho que quieren seguir comprando con nosotros", afirma el personal

09.08.2017 | 03:48
Vecinos de Llaranes, ayer, en la sala de juntas del hotel de asociaciones de la plaza Mayor.

El futuro del antiguo economato sigue sembrando dudas entre los vecinos de Llaranes. Ayer, los trabajadores de la empresa de alimentación que regenta actualmente el local -aunque todo apunta a que la propiedad pasará a manos de una nueva empresa-, se reunieron con los vecinos del barrio para "buscar apoyo ante una situación tan injusta", según explicaron tras el debate.

"La cosa no pinta bien. Dos setencias desfavorables que se decantan a favor de una nueva empresa y un recurso que probablemente saldrá denegado en septiembre. A partir de ese día, no sabemos qué va a ser de nosotros", explicaron ayer los trabajadores, que lamentaron también la falta de apoyos en los sindicatos de su entidad. "Nos sentimos abandandonados por nuestra propia empresa. Para nosotros es muy importante saber que tenemos a los vecinos de nuestro lado en esta situación tan injusta", aseguraron.

La reunión celebrada ayer la sala de juntas de la plaza, se saldó con una conclusión "positiva", según los vecinos. "Al menos esto nos ha servido para aclarar que estamos con ellos, que no queremos caras nuevas en el economato", explicaron. Esta treintena de vecinos animaron a los trabajadores a seguir protestando. "Nos han dicho que quieren seguir comprando con nosotros porque llevamos en nuestros puestos 22 años. Tienen el poder de amenazar con dejar de comprar si esto cambia de manos", sentenciaron los trabajadores, que contarán con los vecinos de ahora en adelante para "futuras acciones de protesta" antes de la publicación del recurso final. "Tal vez hay una salida si los vecinos presionan al SEPI. Sin compradores, no hay economato", explicaron. El dueño del recinto, Cofivacasa, es una entidad perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), encargada de gestionar las propiedades de Ensidesa.

El antiguo economato pasó a formar parte de la empresa El Árbol en 1995. Cuando el contrato de arrendación de 20 años llegó a su fin, la empresa de alimentación firmó varios contratos de prórroga hasta que el dueño del local, Cofivacasa, que es la entidad que gestiona las empresas de la antigua Ensidesa, decidió alquilar el espacio comercial de Llaranes al grupo Vegalsa, que hizo una oferta mensual más alta. Los trabajadores actuales, que forman parte de la empresa Día después de que ésta adquiriese El Árbol en 2014, se refugian ahora en el apoyo de sus vecinos, con los que llevan 22 años.

"A mí me gustaría que se quedase tal y como está. Los vecinos estábamos ya acostumbrados a este sitio y a su gente, tanto cambio ya cansa", explicó ayer Prisca Plaza, vecina de la zona, a la salida del centro. Juan Álvarez, que acude a Llaranes desde Piedras Blancas cada vez que hace la compra, se mostró más resignado. "A todos nos fastidia, claro, pero lo van a cambiar hagamos lo que hagamos. Solo espero que la calidad de los productos no cambie", reconoció.

Los trabajadores, por su parte, aseguraron ayer sentirse "desamparados". Tras dos sentencias desfavorables y a la espera de un recurso "que no pinta bien", lamentan un futuro incierto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine