12 de agosto de 2017
12.08.2017

Avilés entra en un consorcio cantábrico de innovación en las energías marinas

La Manzana del Acero se alía con otros cinco centros tecnológicos para ofertar a las industrias nuevos materiales y pruebas de prototipos

12.08.2017 | 04:41

La Fundación Instituto Tecnológico de los Materiales de Asturias (ITMA), con sedes en Avilés, Gijón y Llanera, ha entrado a formar parte de un consorcio junto a otras cinco instituciones del norte de España dedicadas a la investigación con el objetivo de formar una alianza que permita potenciar los ensayos y las tecnologías vinculadas al desarrollo de las distintas energías marinas. Este acuerdo es de gran importancia para las empresas asturianas que, como el Grupo Daniel Alonso, se han abierto camino en la producción de piezas para la construcción de instalaciones "offshore" (enclavadas en el mar).

Esta alianza entre distintos centros tecnológicos del norte de España -Navarra, País Vasco, Cantabria y Asturias- busca aprovechar la complementariedad entre cada uno de ellos, sumando capacidades y ofreciendo a la industria una serie de servicios exclusivos a lo largo de la cadena de producción del sector "offshore", desde el desarrollo de nuevos materiales hasta la prueba de prototipos en condiciones reales de operación.

Según explicó un portavoz de la Fundación ITMA, "esta colaboración permitirá, además, una alianza estratégica entre regiones, apoyando el desarrollo de sus respectivas estrategias de especialización inteligente, promocionando sus capacidades en infraestructuras científico-tecnológicas y posicionando a las regiones implicadas como un referente para las industrias con intereses en el sector energético "offshore").

La iniciativa de formalizar esta alianza se gestó entre representantes de las regiones implicadas en el marco del grupo de trabajo "Adma Energy", de la iniciativa europea Vanguard, en donde se evalúa la competitividad de las empresas vinculadas a la fabricación de componentes para instalaciones energéticas "offshore" (energía eólica, petróleo y gas) en ambientes agresivos para los materiales como es el marino.

La contribución asturiana a la alianza se concreta en la llamada Manzana del Acero, un recurso en desarrollo que cuenta con infraestructuras de investigación con equipamientos especializados en el desarrollo de nuevos aceros, la optimización de procesos industriales y el análisis del comportamiento de esos nuevos aceros cuando son puestos en servicio. La Manzana del Acero, en la que participan como promotores la Fundación ITMA y la multinacional Arcelor-Mittal, tiene capacidad para reproduce el proceso siderúrgico integral a través de plantas piloto (a escala).

Los otros cinco socios de la alianza son los siguientes: el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, un centro de ensayos de dispositivos, componentes e infraestructuras de energías renovables marinas a escala; la plataforma tecnológica BIMEP, del País Vasco, un centro de ensayos de dispositivos y componentes de energías renovables marinas en condiciones reales; Mutriku, del País Vasco, una planta de aprovechamiento y ensayos de energía de las olas utilizando tecnología de columna de agua oscilante; Windbox, del País Vasco, un centro de ensayos y validación de componentes específicos para aerogeneradores; y CENER, de Navarra, un laboratorio de ensayos de aerogeneradores para probar los componentes de los mismos o los aparatos completos.

Según la Fundación ITMA, "este consorcio persigue diferenciarse de otras iniciativas europeas y mundiales similares, ofreciendo una complementariedad entre sus servicios y una proximidad entre regiones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine