13 de agosto de 2017
13.08.2017
SOTO DEL BARCO

Manu Barrera y cientos de bañistas valientes

La familia de un niño de Soto del Barco con cáncer organiza una multitudinaria jornada solidaria en la playa de los Quebrantos

13.08.2017 | 16:57
Participantes en la jornada solidaria.

Manu Barrera es un torbellino de vitalidad, un pequeño titán en lucha por la vida. Cuanto apenas tenía dieciocho meses le fue diagnosticada una leucemia linfoblástica aguda. "Cuando te dan esta noticia no sabes cómo reaccionar", explica la madre de este pequeño sotobarquense que ya ha cumplido ocho años, Jessica González. Ayer, esta mujer tan aguerrida como su hijo recorrió la playa de los Quebrantos de punta a punta. Ella es la presidenta de "Deporte vs. Cáncer Infantil", un colectivo que puso la playa sotobarquense patas arriba por una buena causa: obtener fondos que se repartirán entre la Asociación "Galbán" que a día de hoy aglutina a más de 200 familias asturianas con niños con cáncer, la "Duchenne Parent Project España" (DPPE) -una asociación de familiares de niños con distrofia muscular de Duchenne y Becker- y la uci pediátrica del HUCA, concretamente para la adquisición de un ecógrafo que se donará al complejo sanitario.

Los bañistas de los Quebrantos respondieron al llamamiento de "Deporte vs. Cáncer Infantil" en masa. Aprovecharon la jornada soleada para disfrutar de la playa pero también de una clases de fútbol americano, zumba o bailes latinos. También hubo quien se aventuró en el mundo surf, aunque las olas brillaban por su ausencia. Y quien más y quien menos se interesó por las lecciones de defensa personal, fútbol americano, crossfit, pilates, tiro de cuerda, yoga o "twerking" que se celebraron en el arenal, donde también se ofrecieron masajes a cargo de profesionales. La guinda a la jornada la pusieron los integrantes de "Star Wars" y unos cocineros que dieron el punto a varios costillares.

En La Arena todos salieron ganando, pero si hubo un héroe fue Manu Barrera. El pequeño natural de Soto del Barco está sufriendo ahora los efectos secundarios de muchos años de tratamientos y transplantes. "Sacamos adelante 'Deporte vs. Cáncer Infantil' porque contamos con el apoyo de la familia y de los amigos", confiesa Jessica González, que le planta cara a la vida: "Hay que remar, hay que luchar. No queda otra". En septiembre el colectivo que preside volverá a desarrollar una actividad en Soto. De nuevo se volverán a recaudar fondos para los niños que, como Manu Barrera, son pacientes oncológicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine