14 de agosto de 2017
14.08.2017

"Seguimos ojo avizor", advierten los vecinos próximos al lugar desechado para la perrera

El PP de Castrillón desconfía del acuerdo al que llegaron los socialistas: "Es puro tacticismo político para sacar adelante el pretendido consorcio"

14.08.2017 | 12:31
Concentración de perros en Castrillón

Los vecinos de la parroquia castrillonense de Santiago del Monte, los que llevaron el peso del rechazo al emplazamiento de la perrera comarcal en una finca de La Lloba, respiran más aliviados tras la decisión del PSOE de descartar ese terreno como sede del albergue de animales pero ni mucho menos se confían: "Mantendremos la alerta y estaremos ojo avizor porque no nos fiamos de nadie, y menos de los políticos", aseveró Fernando Ortega, presidente de la asociación vecinal de Santiago del Monte, donde según afirma viven "más de 300 personas".

Ortega defiende que "poner la perrera en la finca de La Lloba elegida como solar es una sinrazón, tanto por la proximidad de casas como por la probable existencia de restos humanos enterrados en la parcela; descartar ese emplazamiento es un ejercicio de coherencia". Pero como el dirigente vecinal no se fía, ya anuncia que "iremos al próximo Pleno, donde al parecer van a tratar el tema de la constitución del consorcio de la perrera, para hacer unas cuantas preguntas y vigilar que no vayan a jugárnosla".

La Alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero (IU), dejó ayer un comentario en su página de la red social Facebook que expresa su sentir sobre la polémica generada en torno a la finca de La Lloba: "Desde mi punto de vista se ha utilizado la memoria histórica para otros intereses", frase que alude a la advertencia formulada por el vecindario de Santiago del Monte sobre la posible existencia de una fosa común y trincheras de la guerra civil en la zona.

El portavoz del PP de Castrillón, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones, se refirió al acuerdo del PSOE de Avilés y el de Castrillón para descartar la polémica finca de La Lloba como sede del albergue de animales haciendo ver que el mismo respondió a una maniobra de "puro tacticismo político para intentar salvar in extremis el proyecto de consorcio que amenazaba con naufragar en Castrillón por lo mal planteado que está".

A juicio de Quiñones, "nada evitará que, una vez aprobado el consorcio, que es lo que se pretende ahora, y ya sin ningún tipo de oposición, orientar la ubicación del albergue donde convenga, que dados los antecedentes hay grandes posibilidades que sea Castrillón, y, posiblemente, en La Lloba. El PP no se presta a este tipo de enjuagues y mantendrá su oposición, insistiendo en que la solución ideal no es crear un nuevo consorcio sino aprovechar la existencia de Cogersa para que amplíe su objeto a la gestión de un albergue de animales y así se pueda solucionar el problema de todos los ayuntamientos de una vez por todas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine