19 de agosto de 2017
19.08.2017

La "bombonera" recobra su fulgor

El teatro local, a falta del rediseño de la iluminación, luce como nuevo tras dos meses de obras y gracias a una "inversión modesta"

19.08.2017 | 12:52

"El patio de butacas del Palacio Valdés es de un estilo neobarroco muy bien reinterpretado. Lo que hemos hecho nosotros es subir un grado más la intensidad que tenía el edificio", señaló ayer Julio Redondo, el arquitecto municipal encargado de restaurar el teatro avilesino, un monumento reconocido oficialmente desde 1992. Redondo y la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, presentaron el resultado de los trabajos de restauración de un odeón que es un emblema de la ciudad de Avilés desde que se levantó, hace más de un siglo. "Las ciudades que querían ser modernas construían un equipamiento cultural como este", apostilló Redondo.

Alonso eligió la jornada de ayer para presentar la programación teatral del próximo otoño y, con ella, la puesta a la venta de los abonos (por primera vez se podrán adquirir por internet, una medida altamente reclamada que acabará con las tradicionales colas nocturnas frente a las taquillas). El otro motivo de la rueda de prensa que ofreció ayer Alonso fue descubrir el avanzado estado en que se encuentra la última restauración del Palacio Valdés, un trabajo cuya dirección le correspondió a Redondo.

"Desde su reapertura no hemos dejado de trabajando en este teatro y así seguiremos. Hemos invertido ya más de dos millones", dijo Alonso. La última obra -la que comenzó en junio-, sin embargo, ha tenido "un presupuesto modesto" (120.000 euros), en palabras de Redondo y, pese a ello, ha dado trabajo a una docena de personas.

El arquitecto calificó como "difícil" la restauración de la cúpula. "El teatro tenía un aparente aspecto notable, pero en realidad estaba muy deteriorado", reveló Redondo. "En la cúpula hemos aplicado casi microcirugía: algodón en mano hemos ido fijando cada una de las láminas de la pintura", confesó el responsable de las obras, que mostró su alegría por poder participar en la reinterpretación de un icono de la ciudad de Avilés.

Antes que Redondo, pusieron sus manos en el Palacio Valdés los arquitectos Manuel del Busto -que fue el diseñador del proyecto-, Mariano Bayón -que dirigió la restauración que concluyó en 1992 y de la que se celebra ahora su vigésimo quinto aniversario- y Aitor López Galilea -que se encargó en 2012 de dar vitalidad al artilugio de madera que eleva el patio de butacas-. "Faltan cosas que hacer: por eso no hemos quitado todo el andamiaje", comentó Redondo. "Vamos a seguir trabajando hasta la mañana del 22 de septiembre, hasta el mismo día de la reinauguración", aseguró Redondo. "Siempre faltarán detalles", añadió. Lo cierto es que "en quince o veinte días" estará listo lo último: el rediseño lumínico de la "bombonera" diseñada por Del Busto y la colocación de las telas y otros adornos. Ya se ha cambiado el color de las paredes, se ha dado brillo a unos adornos que lo habían perdido en 25 años de intenso uso... Yolanda Alonso no ocultó su satisfacción por "acometer esta restauración" en un edificio que "llena de orgullo" a todos los avilesinos, aseguró la concejala en la presentación del programa teatral, que se celebró por primera vez en el escenario. Para poder ver cómo luce la platea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine