13 de septiembre de 2017
13.09.2017

Condenados a pagar 22 millones de deuda los administradores suizos de la firma textil Los Telares

"Evidentemente estoy contento de ver plasmado todo esto en una sentencia", asegura el empresario avilesino Julián Rus, tras la confirmación de su absolución

13.09.2017 | 09:10
Julián Rus.

Más de 22 millones de euros tendrán que pagar los administradores suizos que entraron en la empresa avilesina Los Telares en su etapa final como responsables del incumplimiento del convenio derivado de la quiebra de la firma textil y de su colapso financiero. El titular del Juzgado de lo mercantil número 3 de Gijón responsabiliza al fondo Gryphus Partners, a dos de sus gestores y a dos sociedades mercantiles (CIB714 Investment y Appaloosa Investments), todos ellos en situación de rebeldía procesal, de la deuda alcanzada entre 2014 y 2015 y del incumplimiento del convenio derivado del concurso de acreedores. Además, confirma la absolución del fundador de Los Telares, el empresario avilesino Julián Rus. "Evidentemente estoy contento de ver plasmado todo esto en una sentencia", se limitó a señalar ayer Rus tras conocer el fallo judicial.

El magistrado concluye que los culpables del deterioro de la empresa en su etapa final fueron Zahid Ali Hussain Kasim y Mairaj Taufiq y que las mercantiles Gryphus Partners y Appaloosa Investments actuaron como cooperadoras. El juez condena a Appaloosa Investments a reintegrar a la firma concursada 1,4 millones y a CIB714 en la cantidad de 178.079 euros. Esta última sociedad, junto con Zahid Ali Hussain Kasim y Mairaj Taufi, tendrán que abonar, además, la totalidad del déficit concursal, que asciende a 21,1 millones.

La sentencia recoge que han sido continuos los incumplimientos del convenio alcanzado por parte de las mercantiles Gryphus, CIB714 y Appalosa, y de Zahid Alí Hussain Kasim y Mairaj Taufiq. "No solamente no fueron realizadas las aportaciones convenidas en los términos pactados, sino que hubo un absoluto abandono, una dejación de funciones de administración de la concursada que supuso un incremento de la deuda hasta los 21.165.171,90 euros. Ese abandono de la gestión también se tradujo en una dejación de la actividad comercial, lo que conllevó inevitablemente al incumplimiento del convenio, pues no se generaron ingresos para poder atender las deudas de la concursada", apunta el juez en el fallo, que ayer llegó a todas las partes.

El magistrado añade que el fondo y sus socios "se adueñaron de los escasos recursos de tesorería" con los que contaba la empresa, que alcanzaron la suma de 1.642.795,54 euros. Para ello, se sirvieron de "las sociedades instrumentales CIB714 y Appaloosa". "Todos estos extremos quedan acreditados con la extensa y detallada documentación aportada por la administración concursal", destaca el juez.

La sentencia incluye la inhabilitación durante diez años de estas sociedades, así como de los socios Zahid Ali Hussain Kasim y Mairaj Taufiq, para administrar los bienes ajenos y representar o administrar a cualquier persona durante diez años.

El juez apostilla que el plazo para dictar sentencia se ha visto dilatado "debido a la complejidad del asunto y a la extraordinaria carga de trabajo" de su juzgado, que "obliga a establecer preferencias para la resolución de asuntos pendientes en favor de los más urgentes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine