20 de noviembre de 2017
20.11.2017

Ingresa en la uci del HUCA tras estampar su coche contra una casa en La Imera

La víctima, natural de Muros de Nalón, había sufrido un cólico renal y volvía de madrugada de comprar medicinas en una farmacia de guardia

20.11.2017 | 04:02
Arriba, Monchi Arango en el lugar del accidente; sobre estas líneas, estado en el que quedó el vehículo tras el impacto con la vivienda, y, a la derecha, el dispositivo de Bomberos, ambulancia y Guardia Civil.

Un vecino de Muros de Nalón ha sido ingresado en la uci del Hospital Universitario Central de Asturias, en Oviedo, tras sufrir un brutal accidente con su coche en la localidad sotobarquense de La Imera. El murense, que responde a las iniciales A. J. C. L., colisionó frontalmente contra la fachada de una casa deshabitada que ya ha sido escenario de varios accidentes, tres de ellos mortales, en los últimos años. La víctima sufre un politrauma con pronóstico reservado aunque, según ha podido saber este periódico, su vida no corre peligro. Eso sí, ha sido sufrido numerosas contusiones y fracturas, sobre todo en las extremidades inferiores.

El accidente ocurrió en madrugada del sábado al domingo hacia las 5.30 horas. Momentos antes, el conductor del vehículo siniestrado se encontraba mal en su casa tras haber sufrido un cólico renal. Tal era su dolor que decidió salir de su vivienda en plena noche para buscar una farmacia de guardia abierta y calmar esa sensación. "Es de Muros y venía de la farmacia de Pravia", destacó Monchi Arango, vecino de La Imera. En el camino de vuelta a su casa y por causas que se desconocen, el conductor circulaba en dirección a la rotonda que da acceso a la autopista del Cantábrico cuando chocó contra la vivienda ubicada en la margen derecha de la carretera que cruza La Imera.

El fuerte golpe contra el lateral de la vivienda alarmó a los vecinos de la zona. "A mí me despertó", señaló Arango, que por un momento llegó a pensar que el sonido emitido por la colisión procedía de los cazadores. "Sonó como un tiro, como un disparo", apostilló Arango, que conversaba horas después con dos convecinas sobre los "habituales" accidentes en la zona y sobre las causas de los mismos. "Debió de pisar el verde de la cuneta y se empotró ahí", elucubró Monchi Arango. Elda Barroso, también vecina de La Imera, pide limitar aún más la velocidad en el tramo que cruza el pueblo.

Los vecinos alertaron del accidente a los servicios médicos. Allí se presentó una uvi móvil, que trasladó al afectado al Hospital San Agustín. Pero para ello tuvieron que pasar más de cuarenta minutos, ya que A. J. C. L. tuvo que ser excarcelado del vehículo, un Renault Clio, por un equipo de bomberos con base en el parque de Pravia. Los servicios médicos consiguieron primero reanimar y posteriormente estabilizar al conductor del vehículo ya que, en un principio, "estaba desorientado". "Hablaba sin problemas; al principio decía que no le dolía nada", señalaron los vecinos. Pero más tarde, el herido presentaba dolencias en las piernas y también en la columna vertebral.

Ya por la mañana, una ambulancia trasladó al vecino de Muros de Nalón accidentado hasta la uci del Hospital Universitario Central de Oviedo. Según fuentes consultadas por este periódico, el afectado "pasará una buena temporada en la uvi" para reponerse de los daños causados por su accidente de madrugada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine