22 de noviembre de 2017
22.11.2017

Arcelor-Mittal empieza a fabricar grafeno en Avilés para aplicarlo a sus aceros

La Manzana del Acero avanza con la incorporación de maquinaria y comenzará a funcionar a pleno rendimiento en la primavera de 2018

22.11.2017 | 13:27
Miguel Ángel Rodiel, coordinador de Materplat, ayer, en el salón de actos del ITMA.

Arcelor-Mittal prueba en Avilés la incorporación de grafeno a la fabricación de aceros. La compañía tiene abierta una línea de investigación de este material con el objetivo de explorar sus posibles usos en su sector desde un punto de vista global. La siderúrgica ha sintetizado este año grafeno a nivel de laboratorio partiendo de una materia prima abundante en la naturaleza como es el grafito. Esa fabricación no tiene en un principio un objetivo comercial sino que sirve a los propios desarrollos internos de la compañía.

El centro de investigación de I+D de Arcelor-Mittal de Avilés ya está trabajando con centros nacionales e internacionales para desarrollar nuevos productos en los que se combine el acero y el grafeno dando lugar a renovadas funcionalidades en el uso final del producto. El grafeno, conocido como el "nuevo oro negro", es el material llamado a cambiar la tecnología. Es 200 veces más resistente que el acero, es tan rígido que soporta grandes fuerzas sin apenas deformarse y es un material muy ligero, con una densidad de tan solo 0,77 miligramos por metro cuadrado (con menos de cinco gramos se podría cubrir un campo de fútbol). No solo son superlativas sus propiedades mecánicas, sino también su conductividad térmica.

Es impermeable incluso a los átomos más pequeños y tiene unas propiedades electrónicas únicas que lo convierten en un material disruptivo. El descubrimiento de todas estas características ha hecho que universidades, centros de investigación y empresas de todo el mundo estén dedicando importantes cantidades de recursos tanto para dar el salto de una producción a nivel de laboratorio a la escala industrial como a buscar aplicaciones diferenciadoras del grafeno.

"En la Manzana del Acero ya hay una pequeña instalación que permite producir grafeno a partir de grafito. Estamos trabajando en qué puede llegar a aportar", explicó ayer Nicolás de Abajo, responsable de investigación y desarrollo de Arcelor en España, en el Instituto Tecnológico de Materiales (ITMA) de Avilés, que acogió la Asamblea Anual de Materplat, la Plataforma Tecnológica española de Materiales Avanzados y Nanomateriales.

En el encuentro, se anunció la fecha de la puesta en marcha definitiva de la Manzana del Acero de Avilés, llamada a convertirse en el mayor y más completo centro de investigación existente en España dedicado al proceso siderúrgico y uno de los más singulares del mundo. La instalación, que toma forma en una nave de 2.800 metros cuadrados del parque empresarial, incorporará en los próximos días una nueva máquina que permitirá simular laminaciones, como la del carril. Una vez que se instale este equipo, el complejo estará prácticamente listo para comenzar a funcionar. De Abajo explicó que varias zonas de la Manzana del Acero ya están funcionando. Se refirió, en concreto, a la colada de materiales, al análisis de recubrimientos y al testeo de piezas finales. "Calculamos que en marzo o abril debería estar funcionando al completo", apuntó.

"Esta infraestructura va a ser un referente en el sector del acero. Avilés va a ser un lugar de referencia tanto a nivel internacional como internacional", apuntó el director del ITMA, Íñigo Felgueroso. El centro de Avilés acogerá el jueves una reunión del fin de proyecto de la "piel" luminosa para fachadas que se auto abastece de energía. Se trata del proyecto europeo ETFE-MFM, que coordina y lidera el ITMA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine