23 de noviembre de 2017
23.11.2017

Un asturiano y un cocido de garbanzos en el origen del Día de Acción de Gracias

Cada vez más se extiende la teoría que sitúa a Pedro Menéndez de Avilés en el nacimiento de la gran festividad norteamericana

23.11.2017 | 12:10
Un asturiano y un cocido de garbanzos en el origen del Día de Acción de Gracias

Millones de personas trinchan hoy el pavo en Estados Unidos para celebrar el Día de Acción de Gracias. Una de las festividades más importantes en el calendario norteamericano -en Canadá también se celebra pero en otra fecha-, cuyo origen todavía sigue generando debate. Y, en esa discusión, cada vez cobra más peso la teoría que sitúa a un asturiano, Pedro Menéndez de Avilés, en el acontecimiento que habría dado origen a la festividad; aunque la versión oficial aún mantiene otra opinión.

Según se sostiene de forma extendida, el primer Día de Acción de Gracias tuvo lugar en el año 1621 en Plymouth, Massachusstets. Allí, los llamados peregrinos ingleses, que habían llegado un año antes en el Mayflower –el barco que transportó a los primeros habitantes de Inglaterra hasta lo que hoy conocemos como Estados Unidos-, celebraron su primer Thanksgiving Day para dar gracias a Dios al recoger la primera cosecha.

Retrato de Pedro Menéndez de Avilés

Sin embargo, cada vez es más citada la versión alternativa, defendida por Michael Gannon, historiador de la Universidad de Florida. Sin ir más allá, "The Washingotn Post" ha recordado esta semana esta teoría, la "versión española", que da un toque asturiano a la historia que habría dado origen a la fiesta que, con solemnidad, celebran cada año millones de familias estadounidenses.

Según la historia contada por este profesor universitario, Pedro Menéndez, famoso militar y marino avilesino, habría trinchado el primer pavo de Acción de Gracias que le ofrecieron los indios Seloy en un banquete para 800 personas que se habría celebrado el 8 de septiembre de 1565, es decir, 56 años antes de que los peregrinos ingleses del Mayflower sacrificasen su pavo junto a los Wampanoag en el Plymouth Rock.

Aquel banquete fue algo memorable. La tropa del asturiano y el resto de los miembros de la expedición pusieron el cocido (seguramente de garbanzos y cerdo, según especifica "The Washington Post") y el vino, mientras que los indios Seloy correspondieron con el pavo salvaje, la carne de venado, la sopa de tortuga, el maíz, los frijoles y la calabaza. Precisamente, la calabaza es junto con la salsa de arándanos rojos el acompañamiento tradicional del Día de Acción de Gracias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine