01 de mayo de 2018
01.05.2018

Las curvas están de moda

Laura Serdio, ganadora de la fase regional del certamen de modelos "curvy", cree que "no se puede despreciar a nadie por gordo"

01.05.2018 | 02:41
Laura Serdio, ayer, en el parque del Muelle.

"Hay mujeres con curvas guapísimas", señala Laura Serdio, ganadora de la fase autonómica del Royal Spain Curvy celebrado el pasado fin de semana en Oviedo. Los kilos no son un problema para esta avilesina auxiliar de clínica que esporádicamente ejerce de modelo desde hace un año. Reconoce que le sobran unos kilos que ganó como consecuencia de unos problemas de salud, pero afirma sentirse satisfecha con su aspecto físico. "No quiero adelgazar y perder las curvas", comenta.

Laura Serdio representa al cada vez más alto porcentaje de mujeres que caminan por la vida firmes y sin complejos a pesar de no seguir los cánones tradicionales de belleza femenina que marcan las pasarelas, el marketing y la industria de la moda. "Se llevan mucho las curvas; de hecho, se practica deporte para sacarlas y marcarlas", comenta. En este sentido, indica el cada vez mayor número de tiendas con tallas grandes. "La ropa de la 42 a la 46 vuela", asegura.

Las campañas de publicidad protagonizadas por mujeres con cuerpos que están muy lejos de las modelos esculturales están contribuyendo a cambiar la imagen de la belleza, observa Laura Serdio, quien en la adolescencia tuvo complejo por su altura. "Mido 1.80, calzo el número 43 y soy grande como mi madre, abuela y hermano. Con 15 años tuve complejo, pero el voleybol y las buenas amistades me ayudaron mucho"·

Se muestra tajante con las críticas hacia las mujeres y hombres que tienen sobrepeso; no obstante, defiende el proceso de someterse a una dieta de adelgazamiento por una cuestión de salud. "La sociedad es un poco mala, ninguna persona puede despreciar a otra por gorda", manifiesta quien no se ha visto afectada por comentarios despectivos hacia su cuerpo. "He trabajado de relaciones públicas en un bar durante dos años y en las despedidas de solteros a veces oía decir cosas que no me gustaban, pero no les hacía caso; no hay mayor desprecio que no hacer aprecio", dice con gran desparpajo, el que seguro le sirvió para meterse en el bolsillo al jurado que la vio desfilar este fin de semana, en su tercera experiencia sobre la pasarela.El próximo mes de octubre volverá a subirse a ella, en esa ocasión para aspirar al título nacional del Royal Spain Curvy. Hasta entonces, se preparará para ser la mejor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine