03 de mayo de 2018
03.05.2018
RAMÓN BARAGAÑO | Investigador, imparte hoy una charla sobre los vaqueiros de alzada

"Los vaqueiros fueron marginados por la Iglesia, los nobles y los aldeanos"

"La trashumancia aún se mantiene, aunque no sea a pie, pero va a menos"

03.05.2018 | 13:56
Ramón Baragaño, durante la entrevista.

El periodista e investigador Ramón Baragaño pronuncia hoy una conferencia en el palacio Ferrera a partir de las 20.00 horas organizada por el Rotary Club de Avilés y titulada "Los vaqueiros de alzada, un grupo social marginado". La presentación correrá a cargo del presidente del colectivo organizador, Fernando Álvarez Balbuena.

- ¿Por qué los vaqueiros eran un grupo social marginado?

-Estaban marginados y sin embargo no existía ninguna ley que lo expresase. Los nobles, la Iglesia y los propios aldeanos les discriminaban por diferentes razones. Los nobles difundieron que los orígenes de los vaqueiros eran moriscos o judíos; eran argumentos infamantes. Estaban mal vistos, los consideraban una raza enemiga de la fe católica. Y los aldeanos les criticaban porque estaban incluso en un escalafón social más bajo.

- ¿No eran católicos?

-Sí, pero no podían acercarse al altar de las iglesias, entraban por otra puerta e incluso les daban la comunión fuera del templo.

- Habla usted de "raza" vaqueira.

-Así los definían los nobles y la Iglesia. Hay que dejar claro que eran y son igual, o más asturianos, que el resto.

- ¿Cuál es el auténtico origen de los vaqueiros de alzada?

-No hay documentación previa al siglo XV pero ya entonces se hablaba de una cultura ancestral. Podríamos especular con que su origen está en el Neolítico, pero no lo podemos probar.

- ¿Hay diferencias entre los vaqueiros del occidente asturiano y los del centro, los vaqueros?

-Entre el Nalón y el Navia hubo miles de vaqueiros y su marginación era mayor que en el centro, donde hubo presencia en Les Cabañes (Verdicio), Santiago del Monte y Gijón, entre otras zonas.

- ¿A día de hoy se mantiene la cultura vaqueira?

-Ese modo de vida arcaico, trashumante, se mantiene, sí. Aunque ya no se trasladan a pie y va a menos. Ahora el traslado de animales se hace en camiones y no sufren aquella marginación que se mantuvo casi hasta los años cuarenta. Su cultura es diferente a la asturiana. Usan sombrero y no montera, pandeiros, castañuelas y payecha y no tienen gaita, pese a que es un instrumento ancestral. Tampoco cantan tonada, sino vaqueiradas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine