09 de mayo de 2018
09.05.2018

El acusado por maltrato animal en Avilés: "Amenacé al perro, pero jamás lo apaleé"

"No sólo arrea, sino que se ensaña hasta dos veces con el can, que ni siquiera asoma", dice el fiscal, que mantiene la pena de nueve meses

09.05.2018 | 09:22
El acusado, ayer, durante el juicio celebrado en Avilés

"El perro estaba atado entre dos figales con una cadena larga, y yo lo amenacé para que se retirara del camino público. El animal se enroscó con la cadena, pero jamás lo apaleé". Con estas palabras se defendió ayer V. F. G., que se sentó en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 1 como presunto autor de un delito de maltrato animal. El imputado ahondó más en su declaración: "El perro (mestizo de capa lobezno) está con una cadena larga porque el dueño quiere impedir el paso de los vecinos por el camino".

Tras escuchar sus palabras, las partes acordaron visionar las grabaciones facilitadas por la acusación particular para culpar a V. F. G. de un delito de maltrato animal. En las mismas se ve al acusado varear debajo de una higuera, pero no al animal. Para el Ministerio Fiscal, no obstante, las imágenes hablan por sí solas. "Lo que está a la vista no necesita candil", dijo el representante de fiscalía. Agregó en alusión al imputado: "No sólo arrea, sino que se ensaña hasta dos veces mientras que el perro ni siquiera asoma. En el vídeo se le ve arreando golpes con gran furia".

El dueño del animal prestó declaración en calidad de testigo. Aseguró dejar al perro -de nombre "Sol"- atado en su finca de Tetuán 45 para evitar que se escape. "Hay por lo menos tres metros desde donde está atado hasta el paso existente", manifestó. Recalcó que en su día puso cámaras de videovigilancia "porque V. F. G. dejaba la portilla abierta". Confirmó asimismo que tras la presunta agresión su mascota precisó asistencia veterinaria, aunque el profesional con el que trabaja tardó casi una semana en ver al animal.

Tras escuchar a las partes, el caso quedó visto para sentencia. El Ministerio Fiscal mantuvo su petición: 9 meses de cárcel. La acusación particular, en manos de Lía Lemos, solicitó la misma pena para V. F. G., más la prohibición de acercarse a diez metros de la finca. La defensa representada por Antonio Fernández Urrutia pidió la libre absolución de su patrocinado: "En los vídeos se ve que intenta defenderse, no que exista agresión", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine