Blog 
100 días de soledad
RSS - Blog de José Díaz

El autor

Blog 100 días de soledad - José Díaz

José Díaz

José Díaz encontró en el Parque de Redes las puertas de un paraíso íntimo. Fue hace diez años cuando localizó una cabaña que le abrió las veredas de uno de los parajes donde seres humanos, fauna y vegetación mantienen suscrita la vieja alianza del equilibrio y del respeto

Sobre este blog de Asturias

Intentaré recluirme en mi cabaña durante un largo periodo de 100 días, siendo autosuficiente y desonectándome absolutamente del mundo real y sus avances. No tendré electricidad, ni móvil, ni televisión, ni ordenador, ni reloj... Solo yo con la naturaleza


Archivo

  • 06
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    "Cómo me presta ver animales en los alrededores de La Fresnosa"

    Viernes 6 de noviembre. Día cincuenta y siete

    Hoy repetí la misma ruta que el miércoles, pero esta vez la hice al revés. Quería intentar estar en los prados que hay encima de La Infiesta antes de amanecer. Salí de aquí totalmente de noche y aunque fui muy rápido, sobre todo tras salvar un collado que separa los dos valles, cuando llegué ya había claridad. Un poco antes de llegar a la pista que une este pueblo con el lago Ubales vi un animal en medio de un prado de espaldas a mí. Creí que era un tejón, por su color, pero tardé poco en reconocer a un gato grande. Me tenía confuso, pues su cola era anillada, socavando en una bola negra, pero el color de su pelaje era demasiado claro para ser un gato montés. Aún así tuve muchas dudas, sobre todo por su comportamiento cazando, pero finalmente, cuando llegué a la cabaña y lo visualicé en el ordenador pude comprobar que era un gato cimarrón. Son cruces de gatos domésticos con gatos salvajes y algunos llegan a tener un gran parecido con los monteses.

    Busqué un buen escondite pista arriba, ya alejado del pueblo, y me senté a esperar. Pasaron las horas y no hubo movimiento alguno. Hay algo raro en el ambiente. Parece que estas zonas bajas están despobladas de animales salvajes. Podría ser por el buen tiempo que tenemos para esta época, que hace que los animales todavía aguanten a gran altura, donde pasaron el caluroso verano.

    Continué la ruta hacia la cabaña y me paré a intentar filmar un grupo de buitres que estaban posados en una pared caliza. Esperé un buen rato para intentar hacer alguna toma cuando despegasen, pero no lo hicieron. De repente, casi sin darme cuenta, vi pasar un zorro por detrás de mí con lo que me pareció una perdiz en la boca. No tuve posibilidad de filmarlo, pasó muy rápido y no me dio ni tiempo a girar la cámara. Si hubiese sido mi cámara de fotos, sí le hubiese hecho buenas instantáneas.

    Ya a punto de llegar a la cabaña, me crucé en el bosque con un buen venado. Cómo me presta ver animales en los alrededores de La Fresnosa.

    Va a ser una noche estrellada, oportunidad de hacer un “timelapse” de la vía láctea. Programé la cámara de fotos para tomar 400 imágenes espaciadas minuto y cuarenta y cinco segundos. Con ello cubrirá las próximas 11 horas y 40 minutos.

    Tras cenar ensaladilla de ayer, me di cuenta de que los ajustes que puse a la cámara no eran los apropiados, y, ya de noche, me acerqué a cambiarlos. Me di un buen susto con un grupo de jabalíes que estaban en el trayecto.

    Ahora, a la cama, pero tengo que despertarme sobre las 3 de la mañana para ir a cambiarle la batería a la cámara, sino me quedaré sin la secuencia entera. A ver qué me encuentro a esas horas por aquí. Por si acaso iré con el frontal y un buen palo.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook