Blog 
100 días de soledad
RSS - Blog de José Díaz

El autor

Blog 100 días de soledad - José Díaz

José Díaz

José Díaz encontró en el Parque de Redes las puertas de un paraíso íntimo. Fue hace diez años cuando localizó una cabaña que le abrió las veredas de uno de los parajes donde seres humanos, fauna y vegetación mantienen suscrita la vieja alianza del equilibrio y del respeto

Sobre este blog de Asturias

Intentaré recluirme en mi cabaña durante un largo periodo de 100 días, siendo autosuficiente y desonectándome absolutamente del mundo real y sus avances. No tendré electricidad, ni móvil, ni televisión, ni ordenador, ni reloj... Solo yo con la naturaleza


Archivo

  • 14
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    "El sol, que para ser noviembre pegaba de lo lindo"

    Sábado 14 de noviembre. Día sesenta y cinco

    Para desayunar con más gana, o mejor dicho, para ganarme el desayuno, voy a salir una hora antes o caminar un poco y a ver si cae alguna filmación interesante. El desayuno me lo gané, pero no vi nada interesante.

    Nada más terminar de fregar salí con destino indefinido a pasar el día fuera. Llevé un par de manzanas y un trozo de queso para aguantar hasta la cena. Aunque no encontré ningún gato montes, que al final era lo que buscaba, hice unas tomas de un zorro cazando en un prado. Su manera de acechar es tan diferente al gato, se mueve tanto que me fue difícil mantenerlo en el encuadre y enfocado, pues tan pronto se alejaba, como se iba a la izquierda, derecha o se acercaba. Aún así, ya tengo tomas de zorro, que se me estaban resistiendo. Había visto fugazmente ya unos cuantos, pero en ningún caso tuve tiempo de reacción para rodarlos.

    Pasé tantas horas al sol, que para ser noviembre pegaba de lo lindo, que se me puso dolor de cabeza, el primero de estos meses.

    Cuando llegué a La Fresnosa, tenía tanta hambre, que me permití el lujo de freírme una sartenada de mis patatas con un par de huevos que me hicieron disfrutar saboreándolos.

    Ya empieza a meter en la chimenea troncos importantes, de los que casi no caben, el frío, donde el sol no da, es implacable.

    No sé qué voy a hacer mañana, si una excursión larga, del día anterior, si con el drone, si ir hacia norte, sur, este u oeste, estoy un poco espeso. Iré para la cama rápido, para evitar que me duré el dolor de cabeza y mañana improvisaré.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook