Blog 
100 días de soledad
RSS - Blog de José Díaz

El autor

Blog 100 días de soledad - José Díaz

José Díaz

José Díaz encontró en el Parque de Redes las puertas de un paraíso íntimo. Fue hace diez años cuando localizó una cabaña que le abrió las veredas de uno de los parajes donde seres humanos, fauna y vegetación mantienen suscrita la vieja alianza del equilibrio y del respeto

Sobre este blog de Asturias

Intentaré recluirme en mi cabaña durante un largo periodo de 100 días, siendo autosuficiente y desonectándome absolutamente del mundo real y sus avances. No tendré electricidad, ni móvil, ni televisión, ni ordenador, ni reloj... Solo yo con la naturaleza


Archivo

  • 28
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    "Tengo que agotar las posibilidades que me brinda el bosque"

    Miércoles 28 de octubre. Día cuarenta y ocho

    Estamos en los estertores del otoño y tengo que agotar las posibilidades que me brinda el bosque. Voy a subir a La Cerveriza por el arroyo y bajaré por el bosque.

    Y así hice, fui avanzando con mucho cuidado y más frío por el sinuoso cauce del arroyo y filmé rincones muy especiales. Estuve un rato entretenido con una rana, intentando que se parara en algún lugar para grabarla bien, pero no se estuvo quieta en ningún momento. Acabé desesperándome y dejándola marchar. Este lugar ya es muy sombrío, el sol no se levanta lo suficiente para que sus rayos entren, así que el ambiente es parecido al de una cámara frigorífica. En este caso, el peso del equipo me mantiene activo y caliente. Ya en el descenso, por la zona más cálida del bosque, fue mucho más llevadero.

    Para ser original voy a comer puré de fabas. Es la cuarta ración que tomo de lo cocinado el pasado jueves. Lo empecé a tomar con miedo a que estuviese malo y al final me gustó más que las veces anteriores. Será que mi paladar empieza a ser menos exigente.

    No llevaba en la cabaña más de 30 minutos y ya estaba marchando de nuevo. La espera que hice donde ayer fue igual de mala, aunque no tuve que achicar agua. Llovió algo, pero fue aguantable, no se hizo pesada la espera. La verdad es que no estoy acostumbrado a tantos intentos fallidos. Habrá que tener paciencia con el gato montés, pues es uno de los animales más difíciles de filmar en libertad.

    Creo que mis grabaciones van mejorando. Estoy rodando por intuición, pero los días te van dando algo más de experiencia. Son ya muchas las horas dedicadas a ello y además plenamente concentrado en lo que estoy haciendo, sin distracciones.

    Con los deberes de hoy hechos, incluso ya he escrito en el diario lo acontecido a lo largo del día, voy a cenar con tranquilidad. Va a ser el primer día que tras cenar me acuesto y creo que lo voy a disfrutar. Thoreau y su libro “Walden” se van a la cama conmigo. Voy a releer algunas partes del libro que me gustaron mucho cuando lo leí a ver qué siento ahora, estando en una situación parecida a la suya.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook