Blog 
A buen bocado
RSS - Blog de Olalla Salazar

El autor

Blog A buen bocado - Olalla Salazar

Olalla Salazar

Me encanta la gastronomía y los buenos lugares para disfrutarla. Intento plasmar mis experiencias en Abuenbocado.com y en facebook.com/abuenbocado . En Twitter @OlallaSalazar y @Abuenbocado

Sobre este blog de Gastronomia

Un blog sobre gastronomía, restaurantes, chigres, bares o cualquier local donde se pueda hincar el diente. Porque comer es un placer y, a veces, no es fácil dar con el sitio adecuado.


Archivo

  • 20
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Gastrochasco

    Esto de relatar experiencias gastronómicas y de recomendar tiene su punto. Hasta ahora casi todo lo comentado en A buen bocado han sido experiencias positivas, sin dejar de lado la parte negativa o los contras de algún que otro restaurante. Pero, tras la insistencia de seguidores y amigos e incluso de escuchar a algún ilustre periodista decir amistosamente que este era un blog “sobón”, ha llegado el día de plasmar y abordar lo negativo. Hay veces que es difícil morderse la lengua y este es un claro ejemplo.

     
    No se trata de una crítica negativa, si no de una mala experiencia que no cumplió las expectativas. Algo que suele pasar cuando te hablan tanto de un sitio y al final no se corresponde con la realidad o al menos con la experiencia concreta.
    Nos dirigimos al 13 Gastrochigre un sábado de noviembre lluvioso buscando una cena para dos de esas que surgen sobre la marcha. Para empezar, al entrar casi nos tuvieron que perdonar la vida por ir sin reserva, algo que pudimos comprobar viendo entrar a más personas ilusas como nosotras que pensaban que quizá podrían picar algo sin haber reservado. Nos dicen que no tienen mesas disponibles que está todo reservado. Pero una pareja que lo escucha y están tomando el café nos dicen que están a punto de irse, algo que en cualquier bar, chigre o restaurante el camarero suele tener en cuenta para llenar las mesas con mas de un turno y para que aquellos que vienen sin reserva tengan la oportunidad de sentarse si no les importa esperar. Intuyo que tendrán una norma interna de no dejar a demasiada gente esperando en barra, ya que es un sitio pequeño, pero es solo una suposición, si lo informaran quedaría mucho más claro y sin lugar a malentendidos.
     

     

    Finalmente, después de tomar algo en la barra intentando sin éxito hacer migas con el personal, nos sentamos en la mesa que amablemente nos habían cedido los anteriores comensales. Quiero pensar que no acertamos en los platos y por eso le debemos una segunda visita. Chipirones afogaos con cebolla confitada, jamón y salsa de cava rosado para empezar y un minicachopo de presa ibérica relleno de jamón y berza con salsa de gamonedo. Así descrito uno se puede esperar algo excelente, la sorpresa fue que ambos platos estaban secos y no sorprendían en absoluto, el cachopo además bastante soso. Los dos platos llevaban una base de patatas fritas que a pesar de no ser congeladas estaban recalentadas y por lo tanto duras e insípidas.  Una pena.
     
    Habrá que darle una segunda oportunidad al 13 gastrochigre ya que la mayoría de los platos de la carta  llaman la atención  y además tienen unos precios muy asequibles, sin duda lo mejor de este local.
    Volveremos por si hay que rectificar o ratificar.
    http://www.abuenbocado.com/

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook