Blog 
A LAS PRUEBAS ME REMITO
RSS - Blog de Guillermo  Díaz Bermejo

El autor

Blog A LAS PRUEBAS ME REMITO - Guillermo  Díaz Bermejo

Guillermo Díaz Bermejo

Jubilado, exdirectivo de una empresa financiera multinacional, experto en derecho de las nuevas tecnologías.

Sobre este blog de Sociedad

El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.


Intereses

Derecho de las TIC

voluntariado social

política

Archivo

  • 15
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    FACTURA DE LA LUZ

    Probablemente porque ando bastante cabreado con el ex ministro Sr. Soria,  que es el culpable de haber implantado en nuestro país el llamado impuesto al sol,  definido técnicamente como “peaje de respaldo al autoconsumo energético” y con el que el caballero  quiso beneficiar a sus amigos de las grandes eléctricas, hoy me he puesto a analizar el recibo de la luz de una pequeña casa de campo que apenas utilizo. 

    Voy a desglosárselo y juzguen ustedes mismos: El importe total de la factura que me acaban de cargar en mi cuenta del banco es de 38,62€ y se desglosa del siguiente modo: Por potencia contratada 24,49€; por energía consumida 2,95€; por impuesto de electricidad 1,40€; por alquiler de equipos de medida y control 3,08€; por IVA(21%) 6,70€. El resumen es que, para un consumo de energía que se ha valorado en 2,95€, he tenido que pagar una factura de 38,62€.

    Por el concepto de facturación por potencia contratada, se incluyen dos conceptos cuales son la facturación por el peaje de acceso a la red y la facturación por el margen de comercialización fijo que nos cobran las empresas distribuidoras. Por la energía consumida que es lo que yo en realidad gasto, se comprenden dos conceptos: La facturación por el coste de la energía (me parece lógico) y además, de modo totalmente ilógico, se vuelve a introducir un nuevo peaje de acceso que las eléctricas llaman “precio del término de energía del peaje de acceso”. Se incluye aquí también un impuesto de electricidad al tipo del 5,11% sobre el producto de la facturación de la electricidad que me consumido. Y por si fueran pocos impuestos se añade también otro impuesto de electricidad del 1,40% y el 21% de IVA sobre todo ello. Y qué decir de ese precio de 3,08€ por el alquiler de equipos de medida. Considerando que este contador que tengo instalado tiene ya 30 años, con este escandaloso alquiler, seguro en este largo periodo de tiempo, he pagado con creces más de diez contadores. Seguro que hubiera sido más rentable que el aparato lo comprara y lo instalara yo y que fuera de mi propiedad.

    Sólo por acceder a la red eléctrica y aunque sólo consumamos una cantidad mínima de la potencia que tengo contratada, todos los ciudadanos estamos obligados a pagar los costes del transporte (las líneas eléctricas de alta tensión), los costes de distribución de la electricidad, los gastos de gestión comercial de las empresas distribuidoras, los gastos del operador del sistema y de la Comisión Nacional de Energía, las primas al régimen especial y las energías renovables y por último el déficit tarifario que nadie, nunca, consiguió explicarme.

    Pero lo que es más grave aún, las comercializadoras, en mi caso EDP (antigua Hidroeléctrica del Cantábrico) están practicando unas actuaciones muy poco éticas e incluso tramposas. Estas prácticas tramposas hacen que los consumidores paguemos bastantes euros para que ellos consigan unos beneficios extra millonarios. La trampa consiste en que hay un Decreto que establece un descuento para aquellos clientes que no alcancen el pico máximo de la potencia contratada, como es mi caso. Es decir, si yo tengo una potencia contratada de 100kw y sólo gasto 85 o menos, mi distribuidor debería de hacerme un descuento del 15% en la factura de la luz, pero, curiosamente no lo hace. Tengo un bajísimo consumo durante la mayor parte del año en que la casa está vacía (salvo los picos de algún fin de semana), y pese a la disposición legal existente, no recibo descuento alguno.

    La conclusión es muy clara, este Gobierno y los anteriores han estado perjudicando claramente a todos los ciudadanos y han estado beneficiando de modo manifiesto a las empresas eléctricas y de ahí que los favores debidos sean pagados más tarde, sentando en sus consejos de administración a todo un elenco de expresidentes de gobierno y de exministros.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook