Blog 
Aire fresco
RSS - Blog de Silvia Esteve

El autor

Blog Aire fresco - Silvia Esteve

Silvia Esteve

Sobre este blog de Asturias

En este blog hablaremos de cosas que nos interesan a todas las mujeres. Iré publicando posts sobre temas como la moda, la belleza, tendencias y muchas más cosas.


Archivo

  • 12
    Diciembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Por qué quiero una casa modular?

    Es muy posible que en los últimos tiempos hayas escuchado hablar de casas prefabricadas de tipo modular que están transformando el sector de la vivienda.

    A pesar de ello, puede ser que todavía no te hayas decidido o prefieras seguir manteniéndote en tu preciosa casa tradicional con pocas posibilidades de transformación. Sea como sea, lo importante es que sepas que existen este tipo de hogares y que muchos españoles ya han decidido comprarse una.

    Por ello, a continuación te presentamos las características de este tipo de viviendas para que sepas cómo son o cómo pueden cambiar tu estilo de vida.

    ¿Por qué quiero una casa modular?

    Casa ampliable

    Si hay algo que defina y haga interesante comprar una casa modular es que éstas se construyen a partir de módulos que pueden ser unidos en la medida en la que sean necesarios para la familia. Es decir, si la familia crece, se pueden incorporar nuevos módulos que amplían el hogar y acogen todas las necesidades de sus habitantes.

    Por supuesto, ello depende de que el terreno o parcela donde se instalan sea lo suficientemente amplio para reunir muchos módulos, pero, en sí, las casas modulares permiten fácilmente ser ampliadas.

    La forma en la que ello es posible se debe a que cada casa se construye a partir de módulos individuales creados en fábrica. La estructura se prepara y se traslada a la parcela por esos bloques o módulos y, una vez en ella, se unen y se asientan al terreno.

    Rapidez de construcción

    Ese sistema que permite la fabricación fuera del propio terreno de la vivienda es lo que consigue hacer mucho más rápido el proceso. Cada módulo se crea con medidas ya establecidas y características iguales para todos como si se tratara de artículos hechos en masa que reducen el tiempo de construcción.

    El traslado a la parcela también es muy rápido y una vez en ella, en pocos días es posible asegurar la estructura y hacerla totalmente aislada del exterior. Los acabados se añaden entonces creando un hogar personalizado.

    Bajo coste

    Esta claro que diseñando estos módulos en fábrica con características similares es mucho más fácil adecuar nuestro presupuesto a una vivienda.

    El coste de la obra es mucho menor que el de una casa convencional, aunque todo depende de los añadidos que se quieran realizar para personalizar un hogar. No obstante, el sistema modular no priva a sus dueños de escoger entre diferentes materiales como la madera, el acero o el hormigón.

    Diseño único

    Ya hemos mencionado que una casa modular puede personalizarse tanto como quieran sus habitantes. Pese a que el módulo en sí venga determinado de fábrica, todo lo demás es adaptable.

    Además, el sistema de módulos puede crear estructuras realmente interesantes que resultan de la colocación de cierta forma o de otro de cada uno de los módulos. Hay construcciones que son realmente creativas y que han ganado innumerables premios de diseño.

    Entorno clave

    Puedes poner tu casa modular en cualquier lugar que escojas, pero por lo general encontramos estos tipos de viviendas en entornos más naturales.

    Es impresionante levantarte cada mañana en una casa de diseño sostenible y adaptado a la naturaleza con vistas a todo ese entorno. Es aquí donde las casas modulares encuentran su sitio y popularidad.

    ¿Cómo es una casa prefabricada de acero?

    Si estás buscando una nueva casa en la que instalarte y pasan los mejores años de tu vida, puede que lo que aquí te proponemos sea la solución.

    Quizás no te has dado cuenta todavía, pero las casas prefabricadas han llegado a España con mucha fuerza. En Estados Unidos son mucho más que una tendencia dado que es una de los sectores con mejor ritmo de los últimos en un mercado constructivo nada halagüeño.

    El origen de estas casas está en la necesidad de muchos individuos de cambiar de localización debido al trabajo o a cualquier otra circunstancia. Estas casas permiten mover toda su estructura y emplazarlas en un nuevo con lugar con relativa facilidad.

    No obstante, hoy en día pesan más los motivos económicos (son casas más baratas que las tradicionales), las amplias posibilidades de personalización (el sistema modular crea diseños más originales visualmente) y la rapidez de obra cuando alguien tiene prisa por mudarse a un nuevo hogar. Estas son características que definen a casi todos los tipos de casas prefabricadas, pero hay algunos detalles que hacen que la tendencia se sitúe ahora sobre las casas de acero.

    Hay muchos motivos para escoger este tipo de estructuras tan seguras, funcionales y muy bellas estéticamente, pero hay ciertas peculiaridades o curiosidades que realmente pueden llamar tú atención.

    Viviendas con nombre propio

    Dado que estas construcciones se suelen hacer en fábricas con un tipo de estructura más o menos estándar, muchos de esos tipos tienen nombres propios que las personalizan y diferencian.

    Normalmente se trata del nombre de sus creadores, pero también pueden adquirir cualquier otro. Por ejemplo, si hablamos de casas Albob (por utilizar un nombre cualquiera) podría tratarse de viviendas de estructura de acero con dos niveles y una gran cocina. Además, podría tener un sistema de regulación de la energía y grandes ventanales que aprovechen la luz natural.

    Con ciertas matizaciones, todas las casas Albob se realizarían de la misma forma y características. No obstante, siempre es posible personalizarlas como queramos.

    Steel Frame

    El steel frame es como se conocen las casas creadas a partir de una estructura de acero que se pusieron muy de moda en Estados Unidos y Brasil y ahora llegan a España.

    Las razones de este éxito es que el sistema constructivo es muy ágil y limpio con lo que se reducen los residuos desechados. Además, su aislamiento es perfecto y ofrece a los compradores una gran flexibilidad para hacer el diseño a su manera.

    Ni ladrillos, ni cemento y ni siquiera agua dado que es una forma de construcción que se considera “en seco”. Únicamente las estructuras de acero recubiertas de placas de yeso o OSB.

    Mantas de lana de vidrio

    Una última característica que quizás no conocías es el uso de las mantas de lana de vidrio o de lana de roca para asegurar el aislamiento de este tipo de construcciones.

    Con ello, se consigue que las inclemencias del tiempo y otros factores molestos, como el sonido, no penetren en el interior del hogar. Se reduce el paso del frío y del calor, consiguiendo que ahorres en tu factura de la luz. Una alta eficiencia térmica y acústica que se agradece realmente.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook