Blog 
Aire fresco
RSS - Blog de Silvia Esteve

El autor

Blog Aire fresco - Silvia Esteve

Silvia Esteve

Sobre este blog de Asturias

En este blog hablaremos de cosas que nos interesan a todas las mujeres. Iré publicando posts sobre temas como la moda, la belleza, tendencias y muchas más cosas.


Archivo

  • 06
    Agosto
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias consejos belleza rostro remedios caseros naranja luminosidad

    Utiliza la naranja para darle luminosidad a tu rostro

    El estrés diario, el cansancio, la contaminación de las ciudades y también el paso de los años son claros enemigos para nuestro rostro. La luminosidad que teníamos antaño se convierte, poco a poco, en un semblante más apagado de lo normal. Cuando esto ocurre, es momento de poner solución para recuperar, como mínimo, un poco de luz a nuestras facciones.

    La naranja, uno de los cítricos por excelencia más consumidos, puede convertirse en tu aliado perfecto para combatir los síntomas del envejecimiento y lucir un rostro joven y lozano. Aplicada de diferentes maneras podrás recuperar la luminosidad que ha ido perdiendo de manera progresiva. Si no tienes ninguna a mano, mejor que empieces visitando una web de venta de naranjas online para hacerte con unos cuantos kilos para que no falten, a partir de ahora, en tu casa.

     

     

    Utiliza la naranja para darle luminosidad a tu rostro

     

     

    Para empezar, la naranja es un fuente excelente de vitamina C y flavonoides, dos elementos para mantener a raya a los radicales libres que tanto pueden dañar nuestra piel. Además su alto contenido en antioxidantes permite que nuestra piel se mantenga en perfectas condiciones durante más tiempo y que el temido proceso de envejecimiento avance a pasos mucho más lentos.

     

    No importa la edad que tengas. Nunca es tarde para recuperar la luminosidad en tu rostro y dar un aspecto más juvenil. Para conseguirlo, coge una naranja y exprime todo su jugo en un recipiente. A continuación, viértelo en una botella pequeña de spray y pulveriza tu rostro con él. Hazlo todas las mañanas antes de salir a la calle e irte a trabajar. A partir de la primera semana de aplicación empezarás a notar como tu cara luce de otra manera. No te olvides de realizar este pequeño ritual cada día, justo después de salir de la ducha y con la cara perfectamente lavada.

     

    Y para que el jugo de la naranja conserve todas sus propiedades y puedas hacer un uso diario, guárdalo, una vez acabes de utilizarlo, en la nevera. De esta forma se conservará mucho mejor y será más efectivo.

     

    Si el spray no es lo tuyo, también puedes exprimir el zumo de la naranja sobre un pequeño disco de algodón. Repártelo sobre tu rostro ejerciendo ligeras presiones sobre él para que las vitaminas penetren mejor por todos los poros y limpien con profundidad cualquier exceso de grasa o suciedad. Luego vuelve a pasar otro algodón completamente seco para eliminar cualquier resto.

     

    Este último truco lo podrás hacer por las noches, justo antes de irte a dormir. Cuando te levantes y te mires al espejo percibirás que los signos de cansancio han desaparecido por completo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook