Blog 
Al hilo de lo que está pasando
RSS - Blog de Enrique Suárez Ferreiro

El autor

Blog Al hilo de lo que está pasando - Enrique Suárez Ferreiro

Enrique Suárez Ferreiro

Filósofo

Sobre este blog de Nacional

Dar cuenta de lo real


Archivo

  • Del presente postbipartidismo

    Cabe preguntarse si la cita del 24M ha marcado el fin del ciclo bipartidista. Cabe escuchar las declaraciones de los dirigentes del PP al final de la jornada electoral y las realizadas a día de hoy 25/05/15 entendiendo: aún no ha llegado tal final. Así mismo, las declaraciones de los dirigentes del PSOE cabe escucharlas diciendo - ¿lo que da a entender que no quieren entender, o peor aún, no pueden?: ha llegado tal final y nosotros lideraremos el nuevo ciclo.

    En mi caso escribo desde quien constata que en el arco electoral de las formaciones PP y PSOE hay, aproximadamente, tres millones de votos menos, y que esa parte del cuerpo electoral de votos emitidos ha aparecido en el arco electoral de las ahora denominadas formaciones emergentes. De modo que nuestro presente, el que vemos en la mayoría de ayuntamientos y parlamentos autonómicos, exhibe más de tres formaciones políticas entre las que han de darse acuerdos para dar paso a gobiernos locales y autonómicos.

    Pienso, así mismo, que la situación precedente del parlamento autonómico andaluz obligó a PP y PSOE a asumir: ¡está aquí, he de hacer política en él...!; que se nieguen a llamarlo postbipartidismo es problema, para mí, solo de nombre; lo grave, sobre todo para ellos, es no entender el presente en que viven.

     

    Así pues, ¿qué es hacer política local y autonómica en este momento? Primero, empezar por desandar los argumentarios hasta ahora transitados, porque han de darse acuerdos. De modo que para los partidos emergentes el reto es saber dar respuesta a la acción de ¿qué acuerdos habré de realizar bien con el PP, bien con el PSOE? ¿cuáles han de ser las líneas últimas que obliguen a un no acuerdo, es decir, votar en contra? La precedencia andaluza ha mostrado algunos escenarios: políticas sociales, regeneración vida institucional, etc. Y para el PP y el PSOE dar respuesta a la acción de ¿qué limpiezas en cargos dentro del partido, y que representan al partido hemos de realizar, es decir, quienes han de ser expulsados? ¿cuáles serán: las líneas programáticas o las agendas ocultas de cuotas de poder, las que impongan el no acuerdo?

    Segundo, para continuar, modificar los imaginarios del: gobernar_vs_en_la_oposición, al gobernar_y_ colaborar_u_oponerse. Lo que conlleva que son las cuestiones que afectan a los ciudadanos las que pasan a tener prevalencia, y no meramente valor táctico cara a otra cosa. Y que esas demandas de los ciudadanos al que detenta el gobierno han de ser atendidas de otra forma, en otros plazos. Al tiempo que impone al que no gobierna facilitar las soluciones antes que pensar en qué me beneficia más según los intereses de mi partido.

     

    Ahora bien, todo lo anterior puede ser una mera proyección de mis deseos. Y que, pensemos, hoy, mañana, pasado, etc. en Oviedo donde vivo se abre la cuestión del gobierno local. Pues bien, de los, al menos, dos escenarios posibles: (i) el PP afirma que ha de gobernar por ser la lista más votada; (ii) la agrupación Somos Oviedo inicia contactos cara a un gobierno conjunto a tres, cabe esperar escuchar argumentarios del tipo:

    a.- Desde el PP - Contra el PSOE - Vean como se radicaliza; como deja de ser una izquierda civilizada, etc.; contra Ciudadanos, si no les apoya - que cambio razonable es el que deja gobernar a la izquierda radical.

    b.- Desde el PSOE - Contra Ciudadanos - que cambio razonable es el que deja seguir gobernando a quien lo ha hecho en contra de los ciudadanos. Contra Somos Oviedo - no quieren iniciar un cambio de ciclo, buscan radicalizar sin importarles los ciudadanos.

    c.- (...) dejo a su imaginación el completar otros argumentarios.

     

    Es posible, por tanto, que una de estas dos posibilidades pueda acontecer en nuestro presente, así como otras más que no he pensado. E igualmente cierto, la que tenga lugar nos facilitará la convivencia y calidad de nuestra vida cívica, o la enturbiará y la empeorará. Creo, pues, que entender que este presente es el del postbipartidismo y no el proyectado en los argumentarios preelectorales, y actuar en consecuencia constituye el reto para las fuerzas políticas. Él de los ciudadanos es estar ahí en virtud de lo que somos: los soberanos que demandamos acciones a nuestros representantes, y si no saben hacerlo que nosotros, al menos, sepamos actuar en consecuencia en la próxima cita electoral: las generales ¿sabrán ellos, sabremos nosotros?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook