Blog 
Al hilo de lo que está pasando
RSS - Blog de Enrique Suárez Ferreiro

El autor

Blog Al hilo de lo que está pasando - Enrique Suárez Ferreiro

Enrique Suárez Ferreiro

Filósofo

Sobre este blog de Nacional

Dar cuenta de lo real


Archivo

  • 22
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    España ahora:Rajoy&Mas, Esperanza&Pablo y reforma constitucional

    En las semanas inmediatamente anteriores se han sucedido una serie de acontecimientos. Unos casi simultáneos, otro más reciente. Casi simultáneos las primarias en el PSOE para elegir a su nuevo Secretario General y la polémica entre, al final, Esperanza Aguirre y Pablo Iglesias; y más reciente - de hoy mismo - el anuncio de la reunión entre el Presidente del Gobierno y el President de la Generalitat. A ello hay que añadir la insistencia desde el PSOE en la necesidad de una reforma constitucional, para lo que propone la constitución de una comisión constitucional en el Parlamento.

     

    La polémica Esperanza&Pablo comenzó por un tema que está a flor de piel en el sentimiento de todos los ciudadanos: el terrorismo de ETA. Tema que por su implicación en el porcentaje de votos que moviliza y que constituyen a fecha de hoy cuasiclientes del PP, próximos a algunas tesis de UPyD es una buena punta de lanza para procurar herir el auge de Podemos. Ahora bien, es un tema que en diversos sectores de ciudadanos está dando lugar a reflexiones cada vez más distantes de las posturas de las asociaciones de victimas del terrorismo, sobretodo ante el panorama de una disolución de ETA. Posiciones que se han visto recogidas en algunas de las teiss de Podemos. Esta polarización en el ámbito de los partidos marca una carencia de estos, especialmente de PP, PSOE, etc. y un reto para las formaciones más recientes: UPyD, y especialmente Podemos, la de superar una concepción en términos de conflicto de una realidad que se dirige cada vez más, tras la derrota de la vía de las armas, a una reformulación política: el problema de los sectores ciudadanos en diversos territorios del Estado con programas que buscan la secesión por afirmar identidades nacionales que aspiran a dotarse de estructura estatal propia.

    El problema es que ese diálogo, debate lo ha evitado Esperanza al imputar a Pablo ser un manipulador en la estela de los grandes manipuladores políticos del siglo XX. Y Pablo no ha sabido atender al ámbito de revisión, reformulación de un problema político y ceder al estilo "tu más".

    Lo cierto es que la deriva de Esperanza acompañada de una coetánea campaña en medios periodísticos: ABC&Cía en  Willi Münzenberg - modelo en que se inspiraría Pablo, según Esperanza -eso sí evitando a Paul Joseph Goebbels - modelo de Esperanza, según Pablo, y ministro del régimen nazi, primer aliado del golpista y dictador Francisco Franco -, muestra el miedo en sectores neoliberales y conservadores del PP y de la sociedad española ante la irrupción de Podemos en las recientes elecciones europeas. Convendría evitar caer en estas polarizaciones antitéticas, polarizaciones que queman lo más importante tras el acontecimiento Podemos, la existencia de una ciudadanía con un sentido de la acción política que exige más participación, transparencia, etc.

     

    El anuncio del encuentro Rajoy&Mas suena a anticipación de choque de trenes. Y ello por la desigualdad que de partida cada uno marca al otro como marco del encuentro. Así la exigencia desde la Generalitat de un diálogo sin condiciones previas ¿incluye al propio referendum? ¿incluye la revisión del proyecto soberanista?; y la exigencia del respeto a la legalidad vigente por parte de Presidencia del Gobierno ¿incluye el reconocimiento de la legalidad de una reforma constitucional Así las cosas esperar al 30/07/14 es esperar a asistir al acontecer de un cambio en el estilo de hacer política, o a la confirmación de que aún domina el modo de confrontación antitética.

    Y, por el medio de la polémica antitética iniciada por Esperanza y la reunión - ¿antitética o dialogante? - entre Rajoy&Mas tenemos al PSOE, rejuvenecido, al menos, en la imagen,  insistiendo en la propuesta hecha por la ejecutiva saliente: Reforma constitucional.

    ¿Se la creen? ¿Saben lo que quieren poner en movimiento? Lo cierto que sólo si se acepta, ellos son el interlocutor único y necesario, sobretodo lo segundo, del Gobierno para hacerla posible. Nadie duda a estas alturas de la crisis económica que ésta ha suscitado una honda crisis institucional de la Constitución del 78. Y todos saben, aunque sólo muchos aceptan, que la reforma constitucional es una herramienta útil para afrontar estas dificultades. El problema es que en el presente momento hay quienes apuestan por una reforma que sería, finalmente, un proceso constituyente: empezando con el dilema ¿monarquía o república?, y siguiendo con el derecho de secesión, etc., otros por la apertura clara y nítida de un nuevo proceso constituyente, etc. Es decir, abrir el melón de la reforma constitucional conlleva aumentar el clima de malestar y agitación en ámplios sectores de los ciudadanos. La otra opción sería modificar el modelo de desarrollo constitucional seguido; lo que para ser mínimamente creible debería empezar por volver a recuperar y mejorar los derechos sociales:educación, sanidad, marco laboral, etc., así como el modelo de presión fiscal mínimo que blindase el "Estado social". Así mismo, debería revisar el modelo de participación ciudadana de modo que el estilo "democracia representativa" vigente diese paso a un modo en el que la soberanía de los ciudadanos prevaleciese y los cargos electos tuviesen un rol subordinado a aquellos. Y así en aquellos capítulos fundamentales que tienen que ver con el modelo de convivencia expuesto en la Constitución del 78: Estado Democrático y Social de Derecho. ¿Qué veremos? ¿Qué acontecerá? dependerá de los que queramos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook