Blog 
Al hilo de lo que está pasando
RSS - Blog de Enrique Suárez Ferreiro

El autor

Blog Al hilo de lo que está pasando - Enrique Suárez Ferreiro

Enrique Suárez Ferreiro

Filósofo

Sobre este blog de Nacional

Dar cuenta de lo real


Archivo

  • 09
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    España, educación y trabajo

     Algunos se habran levantado con, o habrán desayunado con o en algún momento del día se habrán topado con lo que en  La Nueva España pueden leer en la sección de economía - significativo que el medio inserte en esa sección la noticia - la aparición de la nueva formación profesional dual

    Mi primera observación apunta al sinsentido de la norma cuando afirma que las becas-salarios podrán pagarse bien totalmente por parte de los centros educativos, bien al cincuenta por ciento con la empresa - pues lo que es un brindis al sol es que page el 100% la empresa, es decir, que lo saque del dinero que ingresa como resultado de su actividad empresarial.

    Si el centro público tiene 20 estudiantes a los que pagar el 100% de los 280 euros - la cantidad mínima-, ese centro público deberá mensualmente desenvolsar 5600 euros - el total de 9 meses se lo dejo a ustedes - y esto con unas asignaciones de fondos en retroceso ¿Cómo afrontará esa partida de gasto? si el resto de los estudiantes: secundaria y bachillerato dan clases a oscuras, sin calefacción, etc... quizá pueda pagar durante los tres primeros meses, mas ¿y después?.

    Cabe también que el MEC - via autonomías, pues las transferencias operan autonómicamente - ordene transferir primero el pago a la empresas y después con lo que les quede asigne presupuestos para los centros ¿en qué cambia eso la situación del resto de los estudiantes? Así que, si lo aprobado va en serio prevéan el futuro inmediato de sus hijos en enseñanza. Ah! y si los transfieren a la concertada piensen que encima habrán de pagar más lo que ya pagan vía impuestos.

    Ahora bien, lo que sigue estando ahí es que un sistema de enseñanza ha de permitir, que quien lo curse pueda incorporarse al mercado laboral - ya que todo grupo humano posee un sistema por el cual los nuevos miembros se incorporan al modo de producción y distribución de riqueza en funcionamiento -; además, en los estados democráticos de derecho ha de permitir su incorporación como miembro de pleno derecho al ejercicio del conjunto de derechos y deberes que el sistema constitucional vigente instituye. Y, por último, en la tradición occidental o greco-latina aportar cultura, es decir, la oportunidad de cultivar -pues en ese sentido introdujo el término Ciceron cuando uso la palabra - lo que de mejor hay en cada uno - otium cum dignitatem - sin pensar ni en la práctica profesinal, ni en la práctica política. Esta última función es la más problemática, pues es la que más directamente niega el principio - prejuicio ideológico- de igualdad que predomina en nuestros lares.

    De modo que el sistema educativo del que nos dotemos deberá, como mínimo, garantizar las dos primeras producciones: la del ciudadano trabajador - por cuenta propia o ajena es cuestión aparte. Y lo que más nos va a costar será que querramos que así mismo nos cultive. Pues lo que nadie quiere reconocer es que siempre hay alguien que vale más que uno - y peor aún cuando eso lo han de asumir unos padres en relación al vástago de sus ojos.

    Y, lo lamentable es que por ahora sólo hemos hecho y hacemos partidismo político de lo que siempre es res pública, cosa común, de todos. Y a la vista de que seguimos siendo sociológicamente franquistas, pues los políticos sólo se han movido cuando el que manda, es decir, el magistrado que ha de fallar y falla ha dicho ¡basta ya ! , me temo que tardaremos en ver una política educativa.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook