Blog 
Al hilo de lo que está pasando
RSS - Blog de Enrique Suárez Ferreiro

El autor

Blog Al hilo de lo que está pasando - Enrique Suárez Ferreiro

Enrique Suárez Ferreiro

Filósofo

Sobre este blog de Nacional

Dar cuenta de lo real


Archivo

  • 17
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    España, el C.G.P.J y la actual crisis.

     Un lugar común, un tópico de obligado cumplimiento en todo estado democrático de derecho dice "no sólo hay que ser inocente, sino también hay que parecerlo". Y en el caso del Presidente del órgano de gobierno del tercer poder del Estado ni él, ni su órgano de gobierno han estado, ni están a la altura de su función constitucional.

    No cabe la excusa de que la norma reguladora que fiscaliza este tipo de gastos  haya permitido tales grises marengo - y que cada vez tienden más al negro chungo -; pues en ese caso no es la conciencia individual - que juzga y perdona al Sr. Divar el sacerdote; eso sí preocupante que empezemos a pensar que en él el propósito de enmienda no funciona - la que valora, sino la proyección de lo acontecido en la conciencia ciudadana - ante la cuál este Presidente está cayéndo de culo cuesta abajo, sin frenos y con aceite en la pista -, y en consecuencia, al "no parecer" habría tenido que dimitir.

    Ese escenario no aconteció. El segundo afecta al órgano de gobierno del tercer poder del estado, al C.G.P.J. En este caso ante la inminencia de un acto de reconocimiento público: el próximo bicentenario, toca que acontezca con el mayor nivel de credibilidad posible. Hundida  la del Presidente tendría el órgano correspondiente que proceder a restaurarlo. Para lo que ayer debería haberle hecho dimitir, pues primero es el sentido de servicio público a la ciudadanía que rancios y casposos corporativismos. Y el vicepresidente del órgano o el miembro de edad, o lo que dictamine la norma para los casos de ausencia del Presidente determinan la persona que presida los correspondientes actos de reconocimiento a la institución. Así estaría claro que atendemos al sentir de la conciencia ciudadana pública. Seguidamente acometan cuantas reformas sean necesarios para que el órgano sólo funcione con blanco o negro.

    Este escenario tampoco ha tenido lugar. Así que mañana viviremos un acto público que pone de manifiesto lo lejos que estamos de saber, querer y poder salir de la crisis, pues seguimos sin entender, y en este caso en el seno del tercer poder del Estado, qué es eso de la credibilidad pública, qué ese eso de la transparecia en la esfera pública y que ese eso de actuar según el respeto a la conciencia pública ciudadana.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook