Blog 
Al hilo de lo que está pasando
RSS - Blog de Enrique Suárez Ferreiro

El autor

Blog Al hilo de lo que está pasando - Enrique Suárez Ferreiro

Enrique Suárez Ferreiro

Filósofo

Sobre este blog de Nacional

Dar cuenta de lo real


Archivo

  • 22
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    España hoy: ¿Una segunda transformación?

     

    Tras el 9N, tras el cierre del proceso constituyente de Poedemos, tras ..., es decir, antes de la próxima cita electoral: las municipales y autonómicas, uno puede hacerse muchas preguntas. Muchas más que añadir a las que pululan, flotan - y no como respuesta - en el aire: sea nube, red, letra impresa, etc...

    En mi caso las he agrupado en torno a esta: ¿Una segunda transformación?

     

    Está claro que mi pregunta presupone, al menos, la preexistencia de una primera transformación. ¿la hubo? ¿cuándo? ¿en qué consistió? Seguro que si escribo: transición, reforma del 75 al 78, etc. muchos acotarán el cuándo. la cuestión en nuestros días está en la pregunta ¿en qué consistió?. Lo más sencillo es reducirlo al dilema en que se suele recordar hoy día: ¿reforma ó ruptura? Denunciar la reforma habida es en lo que ha estado desde hace poco y pretende seguir estando parte del staff - evitarán llegar a ser casta - dirigente de Podemos. cuestión que plantean en términos de "discurso", "relato" heredado y transmitido por el sistema educativo: primaria, secundaria, bachillerato, universidad, y por la hemeroteca de los medios de comunicación. Y frente a él dicen "lo relatado no se adecua con lo acontecido". El único problema es que el acceso a lo que están relatando es un relato, otro relato. Por tanto, no hay "acontecimientos" extra relatados.

    Y, lo preocupante, es que relatos contrarios al relato normal - en el sentido estadístico - el relato estandar han circulado ya desde, como mínimo, la década de los 90. El único problema es que los relatores erán marginales del mapa político-académico dominante entonces, pienso de Gabriel Albiac - léase, por ejemplo, la primera parte de su texto De la añoranza del poder o consolación de la filosofía del año 1979 donde ya denunciaba a Carrillo y el eurocomunismo - o a Antonio García-Trevijano - léase, por ejemplo, Frente a la Gran Mentira  del año 1996 donde ya denunciaba el sistema constitucional de 1978 - o también a Joán E. Garcés - léase su soberanos e intervenidos, cuya primera edición es de 1996 donde ya denuncia el juego entre grupos de presión en el desarrollo del inmediato postfranquismo.

    Lo problemático es que los relatos, los discursos minoritarios que estaban ahí cuestionando el mayoritario no es reseñable si quienes lo estaban haciendo no los considero de los míos. De ahí que los olvidados por el relato reivindicando un nuevo relato acerca del inmediato postfranquismo silencie, borre - ¿cómo el gran hermano borraba en la novela de 1984 el libro de la historia acontecida según tocaba venderlo en cada momento? - a aquellos que desde antes que ellos ya cuestionaban el ordenamiento vigente.

    Así pues, hubo transformación: cierto, de la forma-estado movimiento nacional a la forma-estado constitucional de 1978. Que ese proceso en aquél momento unos lo querían rupturista, otros menos reformador y otros lograron su proyecto reformista. Y que esas luchas, tensiones, etc. fueron las que en el aquél momento acontecieron en el seno del estado franquista: entre grupos del aparato, entre grupos de ciudadanos y con el apoyo o la oposición, las simpatías, antipatías, indiferencias de los estados: EE.UU, URSS, Alemania Federal, etc es lo que no podía ser de otra forma; y pensar en otra cosa, escandalizaras, etc.. es no llegar ni a la categoría de pensamiento Alicia.

     

    Esa primera transformación informó la actual estructura territorial de España. Dio paso a la constitución de la unidad administrativa: autonomía. Unidad dotada de una estructura que incluía capacidad legislativa y ejecutiva. En el uso de esa facultades el ciudadano español Artur Mas llegó a ostentar el cargo instituido por la constitución de 1978 de President. Y otros muchos ciudadanos nacidos, residentes, etc. en la Autonomía catalana accedieron a la función  de funcionarios del estado, pertenecientes bien a la administración general del estado - gobierno central -, bien a la administración de la autonomía catalana, etc. Así pues, estos ciudadanos que detentan bien llaves, bien despachos, que ejercen distintas potestades ¿no han de ser enjuiciados cuando haya indicios de haber cometido delitos? ¿En contra de qué, pues estoy? No de la sociedad civil en la autonomía catalana. ¿Por qué la Assemblea Nacional Catalana no ha usado la ILP? ¿Por qué no ha convocado y gestionado ella una consulta? Ahí no habría imputaciones de delitos, ahí habría ciudadanos con un proyecto político haciendo política. ¿Es pues la A.N.C. expresión de la sociedad civil o sólo pseudópodo movido animado por la CUP, ERC y CiU? ¿Es, pues, una correa de transmisión?

     

    ¿Hay necesidad, pues, de una segunda transformación? Honestamente considero que sí. El modo en que aconteció la primera, el desarrollo que se ha hecho del texto constitucional hasta el día de hoy, el estilo de hacer política, vivir de la política, etc. que la crisis del 2008 ha puesto en evidencia deja poco espacio para decir que no. Y aquí el dilema político del presente ¿qué transformación? ¿La rupturista, la que pide un segundo proceso constituyente? ¿La reformista, la que considera necesario tocar artículos del texto constitucional vigente? 

    Los procesos electorales que vienen van a poner de manifiesto hasta donde hay o no hay una transformación básica, sin la cual las otras serán, en el fondo, cambios de escenarios más o menos amplios, aunque en el escenario seguirá aconteciendo un drama entre franquistas sociológicos; esa transformación es la de los ciudadanos que ya en condición de afiliados, ya en condición de simpatizantes, o bien sencillamente con, entre otros, el derecho al voto dan lugar cambios ¿cuales? No tengo bola de cristal

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook