Blog 
Al hilo de lo que está pasando
RSS - Blog de Enrique Suárez Ferreiro

El autor

Blog Al hilo de lo que está pasando - Enrique Suárez Ferreiro

Enrique Suárez Ferreiro

Filósofo

Sobre este blog de Nacional

Dar cuenta de lo real


Archivo

  • Si el PSOE ganó en Andalucía, entonces....

    Todos hemos leído distintas valoraciones, apreciaciones, columnas de opinión, etc. acerca de las elecciones del 22/03/15 al Parlamento andaluz. Además, los porcentajes y los escaños están ahí. Así que lo que paso a exponer es una reflexión, proyección a partir de lo acontecido; su credibilidad, plausibilidad, etc. , entiendo, queda en manos del lector.

    De todos es conocido el ingente número de procesos judiciales abiertos en Andalucía y que implican a miembros de anteriores ejecutivos, miembros del parlamento, dirigentes del PSOE, etc.; así mismo, por todos es sabido que IU se incorporó al saliente ejecutivo en la parte final de su actual mandato.
    Y resulta que tal cúmulo de denuncias no afecta al refrendo en votos, ni al número de escaños del PSOE, pues conserva el mismo número. Si parece que la situación a afectado a IU que se ha desmoronado y al aumento en el porcentaje de cuidadanos que han votado.

    Así pues, mi primera impresión ante este panorama es ¿si al PSOE el cúmulo de procesos judiciales no le ha perjudicado, puede no perjudicarle al PP los suyos en las próximas generales? ¿si el aumento del porcentaje de voto emitido y el desmoronamiento de IU parece explicar los votos de Podemos, en las próximas generales ese será el techo de Podemos y el suelo de IU? ¿si la pérdida de votos del PP y la no consecución de votos de UPyD parece explicar, junto con el incremento de participación, los votos logrados por Ciudadanos, será ese el techo de Ciudadanos y el horizonte de UPyD se reducirá como el de IU?

    Se que los interrogantes son muchos, y desde ellos los posibles horizontes para algunos resulten, también, muchos. En mi caso hay dos supuestos que me interesan:
    (i) Parece que la ciudadanía andaluza, y extrapolando, la de España no ha madurado lo suficiente en lo que respecta a la corrupción. No importan los caudales públicos desviados y apropiados fraudulentamente. No importa la incompetencias políticas, las responsabilidades políticas de quienes no detectaron,etc. tales situaciones.
    (ii) Parece que sólo dos máximas funcionan:
    a.- Sigo fiel al calorcito de los míos - y muchos por amor a la prebendas que están disfrutando: voto cautivo por clientelismo.
    b.- Me fidelizo a quien me promete pan, pues es lo me repiten que necesito.
    Y ambos supuestos, considero, mas que indicar que el bipartidismo ha muerto mostrarían el escenario de dos que luchan por no morir y dos que aspiran a remplazarlos. Más en el caso de Podemos, que desde el principio ha procurado fidelizar con el lema "una mayoría de nosotros que gobernase te daría de comer"; pues, Ciudadanos parece que aspira, y las primeras declaraciones tras su llegada al Parlamento andaluz así parecen sugerirlo: "si vemos a los votante de PP y PSOE no como enemigos, sino como quienes están pasándolo mal como nosotros cabe pensar en pactos", a ser partido bisagra, al menos por ahora.

    Otro aspecto a tener en cuenta es el modo instrumentalizador, electoralista con el que la candidata a Presidenta de la Junta de Andalucía encara los siguientes pasos: "gobernar en solitario". Esto obliga a:
    a.- Al PP, fácil: aplicar idelogema "gobierna la lista más votada", por tanto, abstención; pues los programa no son conciliables. Y al PSOE no le interesa un pacto con el PP, eso le desgastaría mucho más que al PP.
    b.- A Podemos, pierde fijo: sí se abstiene, se le pone en el cajón del PP - recupera el PSOE el tópico aplicado a J. Anguita: el de la pinza -; si le apoya, pierde su ala más de izquierda, que o volvería a IU, o pasaría a la abstención; y si le apoya, alimenta el discurso del PP del miedo a la radicalización del PSOE, lo que a este en unas generales no le beneficiaría.
    c.- A Ciudadanos le puede venir bien. Pues ha de jugar el PSOE la carta de amagar el apoyo, a ellos exhibir de nuevo sus bazas electorales, y al romper el PSOE quedaría marcado por no apoyar las medidas anticorrupción de Ciudadanos y el problema social beneficiaría menos al PSOE y permitiría mostrar otras políticas distintas al PSOE y al PP

    Ahora bien, la estrategia de la lider del PSOE-A es debilitar a Podemos a nivel nacional. Por tanto, antepone la expectativa de su partido a los posibles beneficios de elaborar un programa de gobierno para Andalucía con una base parlamentaria sólida.

    Así pues, lo que está generando las recientes elecciones andaluzas es un proceso político que confirmara si asistimos a cambio de ciclo bipartidista: dos estrellas en el comienzo de su ocaso PPPSOE, y dos estrellas en su ascenso PodemosCiudadanos, o sí realmente el postbipartidismo está comenzando.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook