Blog 
Aprender con internet
RSS - Blog de Ruben Galiza

El autor

Blog Aprender con internet - Ruben Galiza

Ruben Galiza

Me llamo Rubén Gómez y soy Diplomado en Magisterio en la especialidad de Educación Física. Actualmente trabajo de funcionario y al igual que aquí, escribo en varios periódicos y revistas acerca de la enseñanza y la educación.

Sobre este blog de Cultura

Blog destinado a que todos aprendamos un poco más cada día de las nuevas tecnologías y de todo lo que se inventa y expone en la red. Todo ello como base para una aplicación ludico-didáctica en el entorno familiar.


Archivo

  • 12
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea


    salud
    psicología
    enfermedad
    trabajo
    ansiedad
    clinica
    health

    La ansiedad, el enemigo que nunca descansa.

    Todos pasamos a lo largo de nuestra vida por mejores y peores momentos. Hay que saber disfrutar de los primeros, y saber manejar los segundos de forma que nos afecten en la menor medida y durante el tiempo más corto posible. En ocasiones, esos momentos nos provocan situaciones de estrés, que bien por no ser percibida de una forma consciente o bien por ser gestionada de una forma ineficaz pueden producirnos trastornos que acaben afectando a nuestra salud. La enfermedad propia o de un familiar o ser querido, una mala relación en el trabajo con nuestro jefe o un compañero con el que tengamos que relacionarnos de forma continua, pueden ser algunos ejemplos. Una situación laboral que nos sobrepase por percibir que se aleja de nuestras capacidades, o una relación sentimental deteriorada son otros escenarios donde podemos vernos envueltos en una situación de estrés que se cronifique en el tiempo. En ocasiones, no somos conscientes de estar sometidos bajo esta situación de estrés, y éste, acaba desembocando en un trastorno de ansiedad. Pues bien, ¿Cómo podemos saber que estamos bajo un estado de ansiedad de tipo patológico? Eso es lo que trataremos de resolver a lo largo de estas palabras.

    Para empezar, tenemos que tener claro que es la ansiedad y porque se encuentra presente en nuestra vida. En definitiva, la ansiedad ha acompañado al hombre desde el mismo origen de su existencia, y es en gran medida el artífice de su supervivencia y evolución a lo largo de los siglos. ¿Qué cómo ha conseguido esto?, pues la ansiedad no deja de ser uno de los múltiples mecanismos que tiene el ser humano para garantizar su supervivencia. Nos permite establecer una relación con el medio que nos rodea y reaccionar ante él de una forma que prevalezca nuestro beneficio ante las distintas situaciones con el que éste nos desafía. La ansiedad, predispone a nuestro organismo a reaccionar de una determinada manera de forma más eficaz ante un hipotético desafío percibido, ya sea real o imaginado de una forma que sea captado como plausible. Puede acelerar nuestro ritmo cardiaco y respiratorio, tensar nuestros músculos, incrementar nuestra atención o hacernos focalizar una amenaza provocando cambios en nuestros sistemas nervioso, circulatorio, respiratorio, etc… preparándonos para la lucha o para la huida de forma que maximicemos siempre nuestras posibilidades de supervivencia y de relación con el medio.

    Hasta aquí todo parece estar bien, entonces ¿Cuál es el problema?. Pues el problema surge cuando este mecanismo permanece “conectado” de forma excesiva o permanente por alguna razón sin responder de una forma coherente a ninguna amenaza real o coherente. Lo que puede ocasionarnos verdaderos prejuicios que acaben afectando a nuestra vida familiar, social y laboral. Para evitar esto, tenemos que estar muy atentos a las “señales” que nuestro cuerpo nos envía a través de los síntomas que produce el trastorno. Aquí no nos detendremos a analizarlos, pero navegando por la red me he encontrado con esta interesante web www. ansiedadsintomas.es que me ha inspirado a la redacción de este artículo. En ella podrás encontrar información completa y detallada sobre los síntomas, las causas y el tratamiento de este problema más común en nuestra sociedad de lo que imaginamos. Me ha parecido interesante comprobar la completa información que aporta sobre este trastorno, así como las diversas fuentes y plataformas en la que nos relata su contenido a través de videos, audios e imágenes.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook