Blog 
CHILE ALASKA EN BICI
RSS - Blog de JUAN RODRIGUEZ PELAEZ

El autor

Blog CHILE ALASKA EN BICI - JUAN RODRIGUEZ PELAEZ

JUAN RODRIGUEZ PELAEZ

Triatleta desde 1987, ciclo-viajero, y sobre todo desarrollando el Proyecto por la normalización de las enfermedades invisibles, las mentales.


Archivo

  • 17
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    DE CALDERA, (BAHÍA INGLESA) A ANTOFAGASTA. Parte II

     

    El 19 de abril conseguí llegar al P.N. Pan de Azúcar. Para no perder la costumbre llegué de noche, pero sin mayores contratiempos. Aun así no me gusta, y es algo que pretendo evitar siempre, por lo que, cuando no lo consigo, lo asumo como un pequeño fracaso personal.
    He pasado de largo Chañaral, solo paré a comprar unos tornillos en previsión de problemas en la otra alforja delantera, y llenar un poco el deposito, salió bien. Si otras veces que tengo más tiempo me lleva muchísimo tiempo encontrar los sitios, hoy casi fue parar y comprar. Di con el sitio casi a la primera, y pude continuar ruta.
    Sin buscarlo he pasado por delante de “Don Julio”, curioso establecimiento este. En su promoción radiofónica tiene como desconcertante eslogan, “Don Julio, palabra de clérigo”…
    ¿Hay curas empresarios en Chile?


    Tenía intención de conocer Pan de Azúcar lo primero por ser un Parque Nacional. y eso siempre es un aliciente que puede verse compensado adecuadamente, o no, pero había otro.
    En La Serena había excusiones en barco para visitar la mayor colonia de pingüinos Humbolt del mundo, eso anunciaban. Era un viaje relativamente largo en embarcación hasta la zona fronteriza entre la región de Atacama y la de Coquimbo, La Serena
    Me interesaba ir a ver a “los pajaritos del traje”, pero era caro, por lo menos era demasiada plata para mí en aquel momento.
    Cuando visité el P. N. Llanos de Challe, Roberto, también conocido como Bam-Bam, guarda parque que antes estuvo en Pan de Azúcar, me informo de la posibilidad de ir a ver los pingüinos de la Isla Pan de Azúcar en lancha, con Manuel Carrasco.

    Esa fue mi ocupación principal de hoy, 20 de abril de 2013, localizar a esa persona. Después de preguntar a varios parroquianos, y hallar la media comunicativa en la respuesta, llegue a la conclusión de que estaba en Santiago, aunque había delegado en otra persona.
    La situación era la siguiente, movilizar la lancha contaba 60.000 pesos, 60 Lucas, unos 100 €, si se forma un grupo de 12 personas sale a 5 Lucas por
    persona. El grupo no se formó, y os podéis imaginar que decisión tomé.
    No pude ir a ver las aves de la isla, me conformé, y disfruté, con las de la costa.
    No obstante la estancia en el camping de dos noches, un día entero con propina nocturna, fue ampliamente enriquecedora.



    El camping, a pesar de las limitaciones propias de una naturaleza extrema y hostil, fue lo suficientemente acogedor, a pesar del saltarín gusano habitante del agua, que vi en mi cazo cuando iba a beber agua del grifo. Un problema de no tener agua corriente, y tener que traerla en camiones, para luego estar almacenada en depósitos. Sistema este al que no se escapan ni los alrededores de Antofagasta. Por eso aconsejan no beberla, aunque sea potable, pues si pasa demasiado tiempo almacenada en el depósito se puede degradar.  Hay que reconocer que para el gusanillo, rojo pasión, el agua no estaba demasiado mala, el bichito derrochaba vida por todos sus anillos, los saltos, contorsiones, contracciones y estiramientos así lo demuestra.
    Las vistas desde la carpa podéis juzgarlas vosotros mismos.

    (Escuchar, ver, y leer más)

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook