Blog 
CometCon
RSS - Blog de Comet Con

El autor

Blog CometCon - Comet Con

Comet Con

Este espacio será compartido por varios de los/las integrantes del CometCon y de la Asociación El Eje. Una vez a la semana Héctor Lasheras, Pablo Martino, Daniel Santigosa, Patricia Guerra, Sergio Guerreiro, Saúl Parra, Xandru González y Fernando García se pasarán por este blog.

Sobre este blog de Asturias

Un espacio de actualidad, cultura, cine, comic, videojuegos, cosplay, música y mucho más. Desde el equipo CometCon compartiremos semanalmente con vosotros noticias, reflexiones y entrevistas relacionadas con el mundo del ocio alternativo. También os daremos a conocer las últimas novedades.


Archivo

  • 28
    Mayo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    ¿Cuánto vale una idea?

    ¿Cuánto vale una idea?

    El tema de hoy no es nada que no se conociese desde mucho tiempo atrás. Aquellos grandes artistas que por insuficiencia de recursos no podían autofinanciarse ni subsistir en una sociedad en la que cultura o arte no producían dinero o equivalente. Así nacieron los mecenazgos, artistas sustentados por ricos ostentosos.

    Os preguntaréis qué tiene que ver la introducción con el título. Pues lejos de ser erróneo, se trata de una pequeña reflexión en la que, a través de la recuperación de ese antiguo sistema, socialmente pueden verse valoradas nuestras ideas. Actualmente, más conocido por su denominación inglesa “crowdfunding”, cualquier persona puede exponer a la sociedad una idea, invento, diseño, etc. a través de las múltiples plataformas “onlines”. Aunque menos elitista, el sistema es igual de sencillo que antaño. Gracias a páginas como Kickstarter, o Verkami si nos mantenemos en el ámbito nacional, cuentas tu idea, propones un objetivo de recaudación para llevar a cabo tu proyecto y tratas de convencer a cuantos más para que se sumen al proyecto, agradeciéndoselo (¡cómo no!) con una recompensa acorde a su cantidad invertida en tu maravillosa idea.

    Parece increíble que, gracias a este sistema, persona ajenas a grandes multinacionales consigan financiar sus proyectos con incluso millones de euros. Hacer realidad lo soñado jamás estuvo tan cerca. Puedes encontrarte cosas tan interesantes como un pequeño tubo respirador para bucear ilimitadamente (¡Sí, como en la película de Star Wars!), un nuevo juego multijugador online en lo que más debe preocuparte sea envejecer sin conseguir realizar todo lo permitido en el juego (casi como la vida real) o algún juego de mesa con tu temática favorita: Conan, Cazafantasmas, etc.

    Lo mejor de esta idea es lograr financiar tu proyecto, aquél con el que soñaste toda una vida, sin necesidad de convencer a una o muy pocas personas que por medio de multinacionales controlan los desarrollos de ideas. Ahora, reducidos grupos de amigos o trabajo con sus “pequeñas ideas de garaje” se financian, siendo duros competidores en muchos sectores con las grandes empresas de renombre. En estos nuevos tiempos debes convencer a toda persona que como tú tiene una idea, o quizás no, pero cree de todas formas en esas “ideas de garaje”, por lo que podrás recibir realmente el valor de tu idea, al menos socialmente.

    Ahora bien, toda buena idea puede tener su lado oscuro y este sistema de apoyo no parece ser una excepción, a los ojos de muchos fieles mecenas en estas plataformas. Ante la gran acogida social de los mecenazgos y las gigantescas financiaciones recibidas en algunos proyectos, más de una empresa no ha querido dejar pasar la oportunidad y ha empezado a utilizar el “crowdfunding” para desarrollar sus proyectos. Por muchos es conocido ya el caso de que en la E3 (uno de los mayores eventos mundiales del campo de los videojuegos) de 2015 se anunció por el creador de la saga Shenmue retomar dicha saga con una tercera edición para PlayStation 4 con un objetivo mínimo de dos millones de dólares, a través de la citada plataforma KickStarter.

    Debo concluir que, a pesar de los defectos que actualmente encuentra la gente en los mecenazgos, a mi criterio es un método que une las ideas con sus destinatarios, les hace partícipes y logra tener al alcance ideas que de otra forma jamás habrían visto la luz. Puedo confesar ser un “enamorado platónico” de estas plataformas y ser testigo de las brillantes ideas que uno puede adquirir. En palabras del célebre Mark Twain: "Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa.", creemos pues triunfadores gracias a el apoyo de cada uno de nosotros.

    A pesar de la noticia de interés general que hoy os traigo para todos, mis intervenciones en el presente blog habitualmente tratarán del mundo de los juegos de mesa. Por ello creo conveniente matizar el por qué mi primera entrada en el blog consiste en el sistema de “crowdfunding”, y no son otros los motivos que muchos juegos de mesa interesantes actuales provienen del explicado sistema de financiación, además el encanto que yo mismo tengo por él y del que me siento orgulloso de formar parte cuando puedo.

    Sin más demora, espero haberos acercado un poco a este mundo y veros de nuevo con una nueva entrega, entrando ya en materia de juegos de mesa.

    Héctor Fernández Galán-Mier

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook