Blog 
CometCon
RSS - Blog de Comet Con

El autor

Blog CometCon - Comet Con

Comet Con

Este espacio será compartido por varios de los/las integrantes del CometCon y de la Asociación El Eje. Una vez a la semana Héctor Lasheras, Pablo Martino, Daniel Santigosa, Patricia Guerra, Sergio Guerreiro, Saúl Parra, Xandru González y Fernando García se pasarán por este blog.

Sobre este blog de Asturias

Un espacio de actualidad, cultura, cine, comic, videojuegos, cosplay, música y mucho más. Desde el equipo CometCon compartiremos semanalmente con vosotros noticias, reflexiones y entrevistas relacionadas con el mundo del ocio alternativo. También os daremos a conocer las últimas novedades.


Archivo

  • 02
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cine Oviedo asturias Superhéroes Marvel DC Fox

    HASTA LA P**** DEL CINE DE SUPERHÉROES

    Muy buenas, se presenta Fernando García, muchos me conoceréis por mi labor altruista de dispensador de bilis irracional y tóxica dispuesto a derrumbar tópicos tales como que Christopher Nolan es un buen director e Interstellar una obra maestra al nivel de 2001: Una odisea en el espacio. De antemano he de pedir una disculpa, espero que muchos os hayáis cerciorado de que lo dicho anteriormente era una broma (lo de que alguien me conoce), una vez aclarado esto, procedamos al susodicho tema, que aquí hay para cortar.

    Como todos sabemos, actualmente el cine de superhéroes, se podría considerar casi un género en si mismo, cuando antiguamente, era algo meramente anecdótico, como simples fantasías de ciencia ficción extravagante que parecían sacadas de la mente del mismísimo Willis O'Brien (creador de King Kong), si no, mirad las primeras películas lanzadas al cine sobre dicha temática como Superman y los hombres topo (1951) o la desconocida película de Batman (1966) basada en la serie homónima. Eso sí, pocos años después veríamos como habría un pequeño boom del género en 1979 gracias a un director llamado Richard Donner y su Superman protagonizado por el ya mítico Christopher Reeve el cual fue representado por la maravillosa banda sonora de John Williams, que, a pesar de ser películas las cuales a día de hoy han envejecido bastante mal, es innegable lo que supusieron para el mundo del cómic a la hora de introducirlo al mercado audiovisual, millones y millones de fanáticos iban a poder disfrutar de las aventuras vividas en las viñetas, directamente en la gran pantalla, con mayor o menor acierto, pero, dieron pie a otras obras que a día de hoy consideramos vitales o de culto como el mítico Batman de Tim Burton (1989), Darkman de Sam Raimi (1990), Rocketeer de Joe Johnston o La Máscara de Chuck Russell (1994).

    HASTA LA P**** DEL CINE DE SUPERHÉROES

    A pesar de que los años 90 recaudaron grandes películas, desgraciadamente, por cada una de estas que fuese buena, surgía una infame, u otra mediocre, y poco a poco la sobre producción de mal cine superheroico daba lugar a que cada vez fuese menos rentable crear una obra de cómic sin tener asegurado un fracaso en taquilla, en crítica o en ambos, como fue el caso de Steel (1997), Daredevil (2003), Catwoman (2004), o la saga de Los Cuatro Fantásticos (2005-2007).

    En esta etapa comprendida entre finales de los noventa y finales del dos mil, o quedabas en el foso del olvido, relegado a ser carne de reseña para un blog acerca de cine cutre, o te buscabas un poco las vueltas y te convertías en un fenómeno como hizo Sam Raimi con su trilogía de Spiderman (2002-2007), las cuales pertenecen al podio de las películas más taquilleras en este género, dando lugar a críticas y opiniones bastante dispares, algunos las consideraban películas con una personalidad propia imprimada, y otros directamente las tacharon de deleznables y ridículas. El aclamado director Christopher Nolan también nos brindó su saga de El Caballero Oscuro (2005-2012), una de las sagas más endiosadas del género fantástico de superhéroes por presentar una visión más adulta y oscura del hombre murciélago, cuando realmente no dejan de ser las aventuras de un demente depresivo enfundado en kevlar o lo que sea que lleve puesto, haciéndose preguntas “filosóficas” dando lugar a sobre-exposición en los diálogos y subexposición con sombras duras en la fotografía. Y por último, pero no menos importante, la saga de X-Men dirigida por Bryan Singer, si, si, la tercera fue algo regular, e incluso no fue tan bien en taquilla, y no, no fue dirigida siquiera por Singer, pero pensad en lo que supuso en su época, de hecho, es una saga tan influyente que a día de hoy se siguen produciendo películas basadas en las bases que asentó esta trilogía, e incluso siguen siendo dirigidas por el mismo director (salvo excepciones).

    HASTA LA P**** DEL CINE DE SUPERHÉROES

    Pero llegó el 2008 y el imperio Marvel atacó, en ese año fue estrenada Iron Man de Jon Favreau, lo que al parecer iniciaría la primera era de películas basadas en personajes de dicha compañía como El Capitán América, Hulk (cuya película fue otro fracaso, gracias Edward Norton) o Thor hasta converger en la aclamada Los Vengadores de Joss Whedon (2012), lo demás hasta ahora, es historia.

    Ya estamos en 2016, y tenemos nada más ni nada menos que la friolera cantidad de trece películas de superhéroes... ¡En ocho años!, y eso contando solo las del universo Marvel-Disney, porque si sumamos a estas las del universo DC-Warner, o las producidas por compañías ajenas a estas dos como Fox o Sony, nos podemos remontar a un número superior a las cuarenta películas de este género. Reitero: ¡En ocho años! y solo menciono las que tenemos hasta ahora, ya que en los siguientes cuatro años tenemos programadas la friolera cantidad de más de veinte películas, por lo que podríamos hablar de una burbuja en auge a punto de acontecer en dicho género, quizá no tan exagerada como la sobre producción del spaghetti western acaecida entre los años sesenta y setenta donde fueron producidas la friolera cantidad de 500 películas en catorce años, pero si que es algo a tener en cuenta, ya que está invadiendo e influenciando la escena en la industria cinematográfica actual, así que estaría bien responder a la siguiente cuestión:

    ¿Qué tal es el producto que se ofrece?

    Depende, visto desde cierto prisma se puede decir que el panorama está bastante mejor que hace unos cuantos años, Marvel refrescó el concepto de universo cinematográfico donde cada personaje posee su película o saga individual para posteriormente aunarlos en una sola película donde participa, aparte de complementar dichas obras con referencias concernientes al propio universo, y aparte para expandir más el concepto, tienes las series como Agentes de S.H.I.E.L.D, Agente Carter, Daredevil, Jessica Jones...

    Pero seamos sinceros, a pesar de ser entretenimiento en cierto modo de calidad, a medida que ves unas cuantas películas de dicha franquicia, se le ve el plumero a la fórmula de ésta: estereotípica película de acción colorida con tipos disfrazados que buscan redención y sueltan chistes, algo fácil de digerir, ligero, pero vacío de contenido a la vez, que no está mal, pero por lo personal, considero que como buen arte, aunque sea mero entretenimiento, no está mal que deje algún residuo positivo, ese “algo” que hizo inmortales a películas como Mad Max o Terminator, no una cadena de montaje audiovisual donde se crean productos parecidos a las hamburguesa del Mc Donald's versión cultural.

    HASTA LA P**** DEL CINE DE SUPERHÉROES

    Por lo demás, tenemos a DC-Warner viviendo a la sombra de la trilogía de Nolan, intentando hacer una extraña amalgama del universo Marvel con su tono sombrío, o mas bien espectral, jugando a ser niños mayores con películas de índole pseudo intelectual-filosófico cuando en realidad no deja de ser como ese chico de clase que llevaba aspecto a lo emo-gótico con pulseras de pinchos y zapatillas Converse desemparejadas en color, ya sabes una mezcla rara, y que no gusta a nadie a pesar de la presunta seriedad del que lo viste. Después Fox sigue con sus X-Men y la reciente Deadpool, en una carrera que de momento va bien, en cuestión de franquicias son los únicos que ponen algo interesante sobre la mesa y se atreven a experimentar.

    En conclusión, os duela o no, el cine de superhéroes parece mas una epidemia que un género, un mundillo donde los que triunfan, lo hacen gracias al reciclaje de películas que tuvieron éxito, y los que quieren triunfar, se intentan copiar lo que tiene fama, luego lloran porque no hay el resultado que creían merecer echándole la culpa a la crítica y al público, gracias a dios tenemos películas como Kick-Ass, Defendor, Super o Guardianes de la Galaxia.

    HASTA LA P**** DEL CINE DE SUPERHÉROES

    Ah, que Guardianes de la Galaxia es de Marvel, y del mismo director que Super... ¿En qué me estoy convirtiendo? Tendré que purificarme realizando un ciclo de Tarkovski como el buen intelectualoide que pretendo ser... ¡Con esta mentalidad podría dirigir mi propia trilogía de Batman!

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook