Blog 
CometCon
RSS - Blog de Comet Con

El autor

Blog CometCon - Comet Con

Comet Con

Este espacio será compartido por varios de los/las integrantes del CometCon y de la Asociación El Eje. Una vez a la semana Héctor Lasheras, Pablo Martino, Daniel Santigosa, Patricia Guerra, Sergio Guerreiro, Saúl Parra, Xandru González y Fernando García se pasarán por este blog.

Sobre este blog de Asturias

Un espacio de actualidad, cultura, cine, comic, videojuegos, cosplay, música y mucho más. Desde el equipo CometCon compartiremos semanalmente con vosotros noticias, reflexiones y entrevistas relacionadas con el mundo del ocio alternativo. También os daremos a conocer las últimas novedades.


Archivo

  • 14
    Mayo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    deporte Oviedo asturias esports olimpiadas olimpico

    ¿Los eSports como deporte olímpico?

    ¿Los eSports como deporte olímpico?

     

    Hace unas semanas llegó a mi la noticia de que el IEGC o Comité Internacional de eGames y el gobierno británico estaban colaborando en un proyecto, con el fin de llevar a cabo unos Juegos Olímpicos de eSports. Estos se celebrarían, partiendo desde los Juegos Olímpicos de Río 2016, en la misma ciudad y al mismo tiempo que las tradicionales Olimpiadas. Realmente me sorprendió también al enterarme de que países como Brasil, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos ya habían mostrado su apoyo. Lo que me llevó a plantearme cuán lejos esta llegando el mundo de los videojuegos. Lo cierto es que pertenecer a mi generación me ha permitido apreciar la evolución de los mismos en primera persona. No hace mucho los videojuegos no eran más que una forma de entretenimiento considerada infantil, pero han crecido con nosotros, se han expandido, se han diversificado hasta tal punto en el que cabe platearse si realmente, los juegos pertenecientes a esta rama de los eSports, pueden ser considerados un auténtico deporte.

    El hecho de que surja la duda ya denota la aceptación social que han llegado a obtener, sin embargo, siempre hay alguien que pone mala cara o tuerce el gesto cuando llamas a un videojuego ''deporte''. Por ello, a raíz de esta noticia, me parece interesante dedicar una reflexión desenfadada al tema. Ofreciéndoos mi punto de vista como jugador y espectador de varios de estos juegos desde hace ya años. Los más destacados a día de hoy a mi parecer son el League of Legends, el DOTA 2, el Counter Strike Global Offensive e incluso el FIFA entre otros. Como podemos ver son generalmente videojuegos de estrategia, lucha, en primera persona o en tiempo real, donde tú y tu equipo os enfrentais a otros jugadores.

     

         Â¿Los eSports como deporte olímpico?

     

    Pero antes siquiera de entrar a valorar a los eSports como una posible disciplina olímpica, deberíamos analizar la calificación de los mismos como un deporte, dado que es el punto en el que se inicia la controversia. La definición oficial señala que ha de ser una ''actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone un entrenamiento y sujección a normas''. El presupuesto de actividad física no implíca, como se suele pensar, un ejercicio aeróbico u anaeróbico de alta intensidad. Pues existen deportes como el ajedrez, considerado como tal por su complejidad estratégica y la destreza mental que supone, o el tiro con arco o tiro deportivo (ambos reconocidos deportes olímpicos), en los que el elemento fundamental sería la coordinación ojo-mano. Es decir, en el caso de los eSports en los que generalmente se combina estrategia junto con dicha coordinación, el factor determinante sería la existencia de una competición basada en un entrenamiento regular y de una serie de normas fijadas.

    El tema de las normas en los videojuegos es peculiar, pues se podría decir que gran parte de las mismas ya están incluídas en el propio código del juego, al permitirte o no llevar a cabo determinadas acciones. Sin dejar de lado las normas sobre conducta ética y las sanciones aparejadas, establecidas con el objetivo de generar un ambiente de sana competitividad. Varios son los juegos que a día de hoy combinan estas características con un formato competitivo oficial, regulado por algún tipo de federación que establece el reglamento y organiza torneos a nivel mundial.

    Para sopesar la posible incorporación de ciertos eSports al catálogo de deportes olímpicos me remitiré a la Carta Olímpica, que estipula un criterio basado en la práctica de dicho deporte a nivel mundial.  Debiendo ser ampliamente practicado en un mínimo de 75 países y 4 continentes por hombres, y en un mínimo de 40 países y 3 continentes por mujeres. Reduciéndose este criterio para los juegos de invierno a un mínimo de 25 países y 3 continentes. Es necesario además que adopten y apliquen el código antidopaje mundial y sean admitidos por lo menos 7 años antes de su incorporación a los juegos en cuestión. Una vez establecidas estas premisas no cabría seguir hablando de los eSports como un conjunto o bloque de videojuegos practicados a nivel competitivo, sino que habría que analizar cuales de estos cumplen las condiciones anteriores de manera individual.

    La decisión sobre su inclusión o no, recaerá sobre el Comité Olímpico Internacional. No obstante e independientemente de la misma, en caso de ser rechazados como disciplina olímpica, no supondría su no consideración como deportes válidos. Pues sonado es el caso del Kárate, quien continúa sin ser aceptado como deporte olímpico a pesar de ser notoriamente practicado en gran parte del mundo.

     

    ¿Los eSports como deporte olímpico?

     

    Este pequeño debate acerca del carácter deportivo de los eSports puede parecer vano, sin mayor relevancia a efectos prácticos, pero no es así. Cabe destacar las repercusiones jurídicas de dicha consideración, pues habría que analizar la situación laboral en la que se encuentran los jugadores que se dedican profesionalmente a ello. No es lo mismo un contrato laboral general que un contrato de deportista profesional, pues se trata de una relación especial de trabajo. Las repercusiones no afectan únicamente al ámbito laboral. Un ejemplo es que en 2013, el jugador canadiense y profesional del League of Legends (actual midlaner del equipo Team Dignitas) Danny ''shiphtur'', fue el primero en recibir un visado P1A-visa, es decir, un visado especial para deportistas.

    En mi opinión es sólo cuestión de tiempo, pues la legislación al igual que la sociedad esta en constante evolución. Como mencioné anteriormente, era impensable siquiera hace unos años el plantear este debate, pero aquí estamos. La comunidad gamer no deja de aumentar, y no sólo la gente que juega, si no la que especta a otros. Como dicen en Derecho ''ubi societas ibi ius'' donde hay sociedad, hay derecho. Es decir, donde halla una comunidad lo suficientemente relevante, aparecerán normas para regularla.

     

     

     Jorge Cuendia, jurista, cuentista y aficionado a los deportes electrónicos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook