Blog 
CometCon
RSS - Blog de Comet Con

El autor

Blog CometCon - Comet Con

Comet Con

Este espacio será compartido por varios de los/las integrantes del CometCon y de la Asociación El Eje. Una vez a la semana Héctor Lasheras, Pablo Martino, Daniel Santigosa, Patricia Guerra, Sergio Guerreiro, Saúl Parra, Xandru González y Fernando García se pasarán por este blog.

Sobre este blog de Asturias

Un espacio de actualidad, cultura, cine, comic, videojuegos, cosplay, música y mucho más. Desde el equipo CometCon compartiremos semanalmente con vosotros noticias, reflexiones y entrevistas relacionadas con el mundo del ocio alternativo. También os daremos a conocer las últimas novedades.


Archivo

  • 19
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    Turbo Kid

    Hola de nuevo, Xandru al aparato. Hoy, sigo rebuscando en el limbo del cine para traer otra película que, a pesar de ser una buena dosis de entretenimiento, no es muy conocida para el público general, aunque en determinados ámbitos se ha convertido casi en una cinta de culto. Combina Mad Max, serie B de poco presupuesto, pastiches noventeros y ochenteros con una genial banda sonora sintética y añade una gota de gore y te sale Turbo Kid (2015).

    Turbo Kid

    Este film está dirigido por los canadienses Anouk Whissell, François Simard, Yoann-Karl Whissell (Ojo los nombres) y se basa en su corto anterior “T for Turbo”. Con un presupuesto ajustado estos tres buenos hombres hacen básicamente lo que les gusta, 90 minutos de referencias ochenteras nostálgicas cargadas de sangre, tópicos y clichés con una historia que no aguanta un buen análisis técnico vista una y mil veces, pero que consigue lo que quiere, que nos lo pasemos pipa con algo simple, pero en cierto modo diferente.

    La película nos sitúa en el futuro, 1997 (Si, lo sé), estamos ante un mundo en el que el agua es el bien más preciado ya que la lluvia ácida producida por la contaminación ha convertido a la tierra en un gran yermo. El personaje en el que se centra la historia es The Kid (Munro Chambers), un adolescente que sobrevive en este mundo dominado por tribus y su violencia pasando desapercibido. The Kid vive encerrado, obsesionado con un superhéroe retro y con objetos nostálgicos de una época mejor, solo sale al yermo en su bici para conseguir lo necesario para seguir viviendo un día más. Esta vida relativamente apacible se ve perturbada por la aparición de Apple (Laurence Leboeuf), una chica misteriosa que no parece del todo en sus cabales pero que ha decidio que The Kid será su nuevo mejor amigo. Sin saber cómo The Kid ahora convive con Apple por la que desarrollará sentimientos románticos, pero un grupo de salvajes que se autoproclaman los dueños del yermo secuestran a Apple. The Kid, inspirado por las histórias de sus cómics predilectos emprende un viaje para rescatar a Apple, que está en manos de Zeus (Michel Ironside), el despiadado líder de la tribu dominante, al que no le tiembla el pulso para hacer cualquiera barbaridad con tal de seguir en el poder.

    Turbo Kid

    No nos engañemos, hemos visto este estilo de historia muchas veces, pero con la diferencia de que es una película de fans y para fans. Es un producto que denota un amor al cine ochentero de aventuras inverosímiles, héroes inesperados y mucho gore exagerado hasta la risa. No está del todo bien hecha, la historia no da para más y no desarrolla todo su potencial, pero esa mezcla nostálgica nos lleva a ese cine en VHS de portadas sobrecargadas y sintetizadores por doquier. Ese es el punto fuerte de esta película, sabe cómo llevarte a ese cine simple, que genera personajes míticos a base de frases y acciones tópicas, pero que al saber lo que pretende, consigue entretenernos y hacer que nos interese el destino de los personajes como The Kid con el que el público se puede sentir identificado.

    No es ni mucho menos mala a nivel técnico, de hecho, nos es mala en ningún ámbito creo yo, pero no hay que exigir mucho, la mejor manera de ver esta película es juntarse con un par de colegas a los que le vayan los ochenta, pillar palomitas a dolor y simplemente perderse en la nostalgia.

    Disfruten.

     

    Xandru, Cinéfalo

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook