Blog 
Cosas de chicas
RSS - Blog de Judith López Abella

El autor

Blog Cosas de chicas - Judith López Abella

Judith López Abella

Nacida en Castilla pero afincada en Asturias desde hace más de 15 años. Desde muy pequeñita me he sentido muy atraída por el mundo de la moda y la psicología.

Sobre este blog de Moda y belleza

Blog dedicado a la moda, trucos de belleza y otras cosas de chicas.


Archivo

  • 11
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    niños maternidad

    Niños: ¿Quién me los cuida?

    Es sabido que los sectores medio, medio alto y las sociedades desarrolladas posponen cada vez más la edad para ingresar al mundo de la paternidad.

    ¿Quién los cuidará durante las largas jornadas laborales? Es una de las grandes preocupaciones que atormenta a los futuros padres.

    Niños: ¿Quién me los cuida?

    Los chicos de hoy pasan gran parte del día a cargo de docentes- incluso desde muy temprana edad- abuelos o familiares cercanos y niñeras. Esta realidad ineludible hace sentir culpable a las madres que deben combinar sus crecientes roles: trabajadora, profesional, esposa, madre, ama de casa y siempre alguno que otro más.

    Si bien el padre tiene una colaboración notable en la crianza de los niños, especialmente en la etapa primera y asumen tareas que algunas décadas atrás hubieran sido impensadas - cambiar pañales, dar el biberón, hacerlos dormir y bañarlos- ellos pasan también muchas horas fuera de casa y esta colaboración es un “placer” que ellos se permiten. El problema que suelen percibir como tal las madres de hoy, es la cantidad de horas que no pasan con mamá y papá, pero puedes empezar a indagar en tus pares y verás que es un signo de la época y que cada vez son más los niños que quedan a cargo de otras personas.

    Si bien el desprendimiento del primer momento, luego de tu licencia, se hace muy duro, debes dejar fluir ese lazo que necesariamente entabla con la docente o niñera; recargar tu energía en el trabajo, cuando vienes de la calle ansiosa por ver a tu pequeño y una vez que se reencuentra contigo potenciar la calidad del tiempo que vale más que la cantidad, esto se sostiene para todas las edades.

    Una vez que es niño, deberás ejercer tu responsabilidad con más fuerza en el sentido de los límites; cuando ellos pasan mucho tiempo con los abuelos las pautas deben ser consensuadas de antemano y los códigos entre unos y otros tutores ser ampliamente compartidos para evitar las confrontaciones y confusiones en la conducta de tu pequeño.

    Es hora de dejar la culpa a un lado, entender que la mayoría de padres de hoy se ven obligados a delegar gran parte del día el cuidado a otros adultos responsables y disfrutarlos, enseñarles y mimarlos al máximo el tiempo que sí disponen para estar juntos y reunidos en familia.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook