Blog 
Cosas del Suroccidente
RSS - Blog de Antonio Ochoa

El autor

Blog Cosas del Suroccidente - Antonio Ochoa

Antonio Ochoa

Sobre este blog de Occidente

Blog de artículos de la sección de Occidente


Archivo

  • 14
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    23F Bis

    Cuando la dictadura cerró por defunción, los españoles empezaron a sentirse mayores de edad en un estado en el que, hasta entonces, habían vivido como menores tutelados y la presión social exigiendo mayores cuotas de participación empezó a amenazar los chollos de aquellos que habían engordado con el Régimen y no tenían intención de cambiar la dieta. Los medios afines se llenaron de voces quejándose de que la gente confundía la libertad con el libertinaje y la democracia con el “democraciaje”.

    Y entonces, un aciago día de febrero, unos cuantos exaltados montaron una pantomima de golpe de estado militar y metieron el miedo en el cuerpo de los españolitos. Los asustados ciudadanos aceptaron sin rechistar el sucedáneo de democracia que se les ofrecía y nuestros supuestos salvadores aprovecharon para montar el tinglado de partidos, sindicatos, autonomías, diputaciones y ayuntamientos que nos ha ido chupando la sangre durante todos estos años hasta dejarnos en los huesos.

    Pasaron los años, la gente olvido el susto y empezó a exigir un verdadero Estado del Bienestar y todos aquellos que habían engordado con el nuevo Régimen vieron amenazado su chollo. Los medios afines comenzaron a decir que confundíamos bienestar con “bienestaraje”.

     Y un buen día de abril, sin ruido de sables porque ahora están bien engrasados, los mercados empezaron a rugir. El paro se disparó, las inversiones mobiliarias e inmobiliarias se vinieron abajo y la gente volvió a sentir el miedo en el cuerpo. Dentro de poco volverán a “salvarnos” y montarán otro tinglado para los próximos treinta años. Está claro que a los borregos hay que asustarles de cuando en cuando con el lobo para que se están quietos mientras los trasquilan.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook