Blog 
Cosas del Suroccidente
RSS - Blog de Antonio Ochoa

El autor

Blog Cosas del Suroccidente - Antonio Ochoa

Antonio Ochoa

Sobre este blog de Occidente

Blog de artículos de la sección de Occidente


Archivo

  • 29
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    vacaciones crisis reflexiones modelos tecnología

    Virtudes y defectos

    A pesar de lo mucho que se esfuerzan en convencernos de que la culpa de lo que está cayendo la tienen los vicios de los españolitos de a pie, yo no acabo de creérmelo. En realidad, estoy convencido de que la culpa la tiene nuestro exceso de virtudes y, para demostrarlo, basta hacer un somero repaso.

    Tenemos tanta fe que creemos que un Rey Majo nos trajo la democracia y que nos traerá más si hace falta. Creemos que los ángeles de la guarda, disfrazados de jueces, nos protegerán de los malvados sin que nosotros tengamos que hacer nada. Creemos que seres extraterrestres, venidos de otros mundos como Alemania, nos van a enseñar a ser competitivos. Tenemos tanta fe, en fin, que creemos lo que nos echen.

    Tenemos, también, esperanza. Tanta, que esperamos que esos brotes que, de momento, sólo ve el Gobierno, se acaben convirtiendo en un verde pastizal para todos. Esperamos que nuestros hijos encuentren un trabajo digno y no acaben siendo esclavos del capital extranjero en esta tierra que ya no será suya. Esperamos que la empresa aguante hasta que nos jubilemos y que la Seguridad Social aguante después. Tenemos tanta esperanza, en fin, que estamos aquí sentados esperando sin hacer nada mientras la cosa se pudre.

    Y no andamos escasos de caridad. Tenemos tanta que ayudamos a los que no encuentran trabajo y a los que lo pierden, a los que desahucian, a los que tienen  que buscar ayuda fuera de una sanidad pública cada vez más saturada, a los que no consiguen créditos de esos bancos que se han “rescatado”, con nuestro dinero … . Media España está ayudando a sobrevivir a la otra media. Tenemos tanta caridad, en fin, que nos olvidamos que ésta sólo es un pobre sustituto de la justicia.

    De hecho, no son las flaquezas espiriruales las responsables de los males que nos afligen, sino las carnales o, mas bien, las cárnicas. El problema, en concreto, es que somos muy poco rigurosos en el tema del oreo del embutido. Si queremos salir adelante, tenemos que empezar a colgar los chorizos cuanto antes.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook