Blog 
Cruce de caleyas
RSS - Blog de Ana Paz Paredes

Archivo

  • 01
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La cascada del Tabayón, una de las joyas de Caso

    La quesera Marigel Álvarez anima a a disfrutar de una ruta con mucho encanto por el concejo casino

          

          Asturias, que en sí misma es hermosa, lo es aún más para los vecinos de cada uno de sus concejos. Eso le sucede a Marigel Álvarez cuando habla de Caso, de la tierra en la que se estableció hace muchos años y donde aprendió a realizar el queso casín, uno de los mejores y más antiguos quesos no sólo de la región, sino también de España e incluso del mundo, pues ya hay documentos históricos que hablan de su existencia en el siglo XIV.
    Bajo la firma de la quesería Reciegos, hoy también un encantador hotel que cuenta, además, con una agrotienda en Campo de Caso, Marigel Álvarez transmite a cuantos la quieran oír la pasión que aún siente cada vez que inicia la elaboración de un queso tan bueno y tan asturiano como el casín, un producto exquisito, como ella misma define, y con el que tiene tan buena mano que, por la calidad de sus elaboraciones artesanales, fue nombrada en su día «Quesera mayor», además de haber recibido, a lo largo de su trayectoria profesional, diversos premios en certámenes regionales.
          Y es que Marigel Álvarez habla con dulzura, con cariño, con amor del queso casín, del que se siente tan orgullosa por formar parte indiscutible, y al mismo tiempo, de la cultura y las tradiciones de los casinos. Así cuenta esta quesera –de las últimas que lo realiza en el concejo de forma artesanal– que es el casín  un queso fuerte, picante, punzante, aromático y acre. Su peso oscila entre los 200-300 y los 500 gramos. Está realizado con leche cruda y entera de vaca casina durante todo el año. De forma cilíndrica-discoidal irregular, se identifica sobre el resto de los quesos asturianos por ir marcados con motivos florales, geométricos, símbolos o nombres de quien elabora el queso.
          Como afirma rotunda Marigel, el queso casín «es una de nuestras joyas». Las otras, y en referencia a Caso, están en su paisaje singular, bellísimo sobre todo durante el otoño, con sus bosques, caídas de agua, praderías, ríos y caleyas compartidas con Sobrescobio dentro del parque natural de Redes.
          Una ruta espectacular y, al tiempo, de dificultad baja que recomienda es la de la cascada del Tabayón, que se inicia en el pueblo de Tarna, justo a la entrada, a la derecha, donde está señalizada al inicio de una pista hormigonada que lleva hasta el cementerio. Se sigue por un camino con praderías hasta llegar a un hayedo y, tras dejar atrás las cabañas de Los Linares y Terreros, se continúa la senda por la izquierda. Luego una empinada vereda lleva a una pradería en un claro del bosque, donde hay que seguir la señalización pintada en los árboles hasta los Rebollos de Llanu’l Toru, centenarios ejemplares que sorprenden por su perímetro. De regreso a Terreros el camino asciende suave hacia el hayedo de Monte Saperu para descender luego por un sendero hacia la cabaña de La Campona, desde donde se alcanza, tras una subida por una senda pedregosa, la cascada del Tabayón.

     

          NO PERDERSE: Visitar, en Campo de Caso, el Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza para conocer mejor los tesoros naturales y etnográficos del parque de Redes. Acercarse al Museo de la Madera y la Madreña, en Veneros, o al Taller de la Madera, en Pendones. En Tanes, además de ver el pantano, se puede visitar el Museo de la Miel. Para comer, Casa Juanín, en Pendones, se lleva merecida fama en cuanto a la calidad de su comida. En Campo de Caso, rica y bien servida la carta en el Hotel Arnicio (la sopa de pollo con currusquinos es una delicia y rico está también el revuelto de picadillo y setas). En el parador del puerto de Tarna la fabada que sirven Amelia y Ramón tiene fama de «riquísima. Comprar queso casín en la quesería de Reciegos, y hacer felices a los amigos "queseros" regaládoles una de tan sublimes piezas o, al menos, compartiéndola acompañada de nueces y pan de leña. Por ejemplo.

     

    (Artículo pertenececiente a la serie "Asturias en la manos" sobre artesanía, turismo, folclore, cultura asturiana y ocio que sale impreso cada sábado dentro de la sección "La vida buena").

    crucedecaleyas@epi.es

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook