Blog 
Current News
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog Current News - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de Economia

Noticias de actualidad, tendencias y otros


Archivo

  • 28
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    internet Economia Oviedo

    Las empresas tradicionales adoptan la filosofía online

    Los negocios tradicionales se están viendo en la tesitura de tener que adaptarse a los nuevos tiempos que corren. Y es que, actualmente, toda empresa que no posea presencia en Internet está abocada a la extinción. En este sentido, así lo dictan los gustos de los consumidores.

    Contra todo pronóstico, los comercios y establecimientos tradicionales están encontrando la forma de adaptarse y, al fin y al cabo, sobrevivir en un entorno cada vez más complejo y moderno. Esto se debe, fundamentalmente, a que los emprendedores están encontrando la forma de aunar las principales ventajas que ofrece el trato directo con el público y la filosofía online.

    Las empresas tradicionales adoptan la filosofía online

    Ejemplos de la adaptación a la filosofía online

    No son pocas las empresas que, a pesar de basar su negocio en modelos anteriores a la aparición de Internet, han sabido adaptarse a las nuevas tecnologías. Este es el caso de la librería Tipos Infames, la cual ha sabido encontrar el equilibrio entre la comercialización de la literatura y un espacio en el que sus clientes pueden disfrutar de un vino de calidad mientras leen un buen libro.

    Lo mismo puede decirse del gancho grua de Elebia, un dispositivo de última tecnología que se ha convertido en una herramienta vital en el sector industrial. En este sentido, a pesar de mantener vigente su establecimiento comercial, la marca ha optado por llevar a cabo una fuerte campaña online a través de una página web en la que se muestra el rendimiento y las capacidades de su producto estrella.

    Los beneficios de adaptarse a los nuevos tiempos

    El equilibrio entre tradición y modernidad que acontece en este tipo de comercios se basa en la retroalimentación de ambos factores. Por ejemplo, cuando un sujeto llega a la página web de una determinada marca y allí obtiene la información que necesita, las probabilidades de que acabe en el establecimiento físico para efectuar la compra crecen exponencialmente. Asimismo, si acude directamente al local, es probable que en el futuro, ante la comodidad que supone, acceda primero al sitio web. Incluso puede suceder que, por esta razón, recomiende a sus conocidos visitar el portal online.

    En definitiva, en un entramado empresarial que cada vez da más importancia al universo virtual y en el que los clientes exigen poder realizar sus compras desde la comodidad de su hogar, sigue existiendo un hueco para el comercio tradicional. Siempre y cuando, claro está, sepa adaptarse a las exigencias de la filosofía online que está marcando el presente y que hará lo propio en el futuro.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook