Blog 
Dirección única
RSS - Blog de Jaime Luis Martín Martín

Sobre este blog de Cultura

Crítica de arte


Archivo

  • 03
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Estiramientos pictóricos

    Job Sánchez Julián

    Equí la casa

    Del 20 de Septiembre al 18 de Octubre

    Casa Municipal de Cultura de Avilés

     

    Quizá los procesos más interesante que se estén llevando en el campo de la pintura sean su expansión, la destrucción de su espacio específico y los distintos accidentes que provoca su cuestionamiento, 'porque si estamos, en verdad, inmersos -señala David Barro- en un tiempo retórico para los avatares de la pintura, posiblemente todo resultado no sea más que un exceso'. En esos desbordamientos, en ese ámbito experimenta con técnicas, soportes y formatos Job Sánchez Julián (Ares, La Coruña 1979), licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y máster en Género y Diversidad por la Universidad de Oviedo, que compagina la investigación plástica con la docencia, el diseño y la ilustración y colabora como redactor en la revista 'Arte y Parte'.

    En la muestra 'Los ejercicios Willow' (2012) en el Antiguo Instituto de Gijón escaneó los motivos de la vajilla familiar que procedía de la Fábrica de San Claudio y seguía el patrón decorativo ingles y tras su manipulación realizó un estampado digital en telas de gran formato para posteriormente intervenir pictóricamente sobre las mismas. Y en su anterior muestra en la sala Borrón titulada 'Triangle' (2013) reunía una serie de piezas pictóricas y jugaba con intervenciones murales, dibujos y archivos GIF, un formato gráfico utilizado en Internet. La exposición 'se articulaba, según Javier Ávila, sobre pequeñas piezas llenas de sutileza, demostrando que no siempre es necesario la grandilocuencia y los formatos excesivos para poner en pie una narración sólida'. Toda su obra discurre por tanto en ejercicios de estiramientos de la pintura, consciente de que su caída del pedestal supuso volver trizas lo que antes era un importante corpus de referencia. Estamos más huérfanos, más solos, pero, también, se abren múltiples posibilidades multiplicando los significados de lo pictórico.

    En esta muestra Job ahonda en su experimentación e investigación sirviéndose de las series para establecer un orden y conexiones entre las diferentes piezas. Los acrílicos sobre madera, formas negras a modo de pictogramas que se pudieron ver en Borrón, juegan con la veta del soporte y constituye un producto poético de indudable interés. Pero el eje vertebrador lo componen las esculturas pintadas de papel y la intervención realizada sobre un muro de la sala. En el primer caso nos encontramos con una piezas donde el lenguaje pictórico se transforma en escultórico y viceversa, una dualidad que asoma espléndidamente en la obra de Ángela de Cruz. Unos modos de entender la pintura cuyo referentes habría que rastrearlos en obras como 'Painting/Sculpture' de 'Art&Language' que supuso en 1967 romper la diferencia entre escultura y la pintura.

    Su intervención en el muro con trozos de pintura sobre papel, la acumulación de restos, vuelve a desarticular la separación de lenguajes, y el paisaje que nos encontramos rebasa el espacio de lo pictórico para mostrar su vocación escultórica, envolviendo al espectador en una nueva narrativa.

    La obra de Job Sánchez Julián ocurre en el interior de la pintura, pero consciente de su historia, sus rupturas, sus salidas, sus ilusiones y distorsiones. Y consigue con sus reflexiones, con su visión expandida de lo pictórico situarse en lo que se puede entender por pintura en estos tiempos; y lo hace de una forma inteligente, con obras que no gritan y nos susurran a la vista.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook