Blog 
DIVERTAD
RSS - Blog de Jesús García Peón

El autor

Blog DIVERTAD - Jesús García Peón

Jesús García Peón

Me llamo Jesús García Peón. Adquirí estudios medios y profesionalmente me desarrollé entre el sector del mueble y el de los servicios. Actualmente resido en Oviedo y de forma habitual utilizo para moverme la ayuda técnica de una silla de ruedas, soy, por lo tanto, persona con diversidad funcional fí...

Sobre este blog de Sociedad

DIVERTAD es una palabra inventada por Javier Romañach y que responde a una síntesis de varias ideas: LIBERTAD y DIGNIDAD EN LA DIVERSIDAD, que su autor define del siguiente modo: El significado de la palabra dignidad es difuso, pero se puede resumir en un concepto que tiene dos vertientes: dignidad ...


Archivo

  • 02
    Febrero
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    DIVERSIDAD FUNCIONAL Y BANCA

    [caption id="" align="alignleft" width="350" caption="Viñeta de Forges sobre los abusos de la banca"]Viñeta de Forges sobre los abusos de la banca[/caption] Parece que no tenga que ver con la temática de este blog pero yo considero que sí y lo cuento porque me apetece denunciarlo para que gente que, acaso no lo sepa, se entere, que el conocimiento es poder. Es evidente que las personas con diversidad funcional y dificultades de movilidad somos especialmente proclives a necesitar apoyos y los servicios que ofrece la banca es uno de estos apoyos, de modo, que todo lo domiciliamos porque no podemos salir corriendo a pagar una factura y porque ahora existe la operativa por Internet y la mayoría tiene dificultades de accesibilidad u otras para acudir a la oficina que le corresponda y gestionar los dineros, porque llueve, porque hace frío o porque en el momento preciso carecemos de medio de transporte. Pues bien, 'ojo al dato' como advirtiera el gran comentarista deportivo José María García. En Febrero tocaba renovar o cancelar una póliza que tenía suscrita con una compañía de seguros y con un mes de antelación, o sea en Enero, les mandé un fax notificando mi deseo de cancelación y rogando tomaran buena nota de no emitir el recibo correspondiente. Acto seguido llamé por teléfono para estar seguro de que el fax había llegado cosa que me confirmaron. Todo gestionado por tanto. Sin embargo, iniciado febrero, el día 2 concretamente, observo a través de internet que el recibo ha sido cargado en cuenta y procedo mediante las herramientas disponibles en la Web a su devolución, orden que ejecuta correctamente pero devolviendo el siguiente mensaje: 'Como el emisor puede rechazar la devolución, le comunicamos que el importe permanecerá retenido durante 9 días'. ¿Qué es esto? -me pregunto- y llamo al banco. La señorita al otro lado de la línea, muy atenta, lo confirma. Una nueva normativa emitida por el Banco de España obliga a los bancos desde hace poco a retener el importe porque, efectivamente, el emisor está autorizado a no admitir la devolución del recibo si este estaba domiciliado por escrito, por ejemplo, si en su día firmamos la conformidad de la domiciliación. Vamos a explicarlo un poco más. De poco importa que el contrato se haya cancelado, si el emisor, decide que no se hace cargo del recibo o ha cerrado o presentado suspensión de pagos, seremos nosotros los que nos comamos el recibo por orden del organismo paraoficial del Banco de España. Cuidadín, cuidadín por lo tanto con las domiciliaciones que aquí todo el mundo se blinda. Siempre supe que esto llegaría tarde o temprano, en las películas americanas vemos como la gente guarda los billetes en botes y cajas en lugar de acudir con ello al banco, debe ser porque antes que nosotros han sido escarmentados a base de comisiones, desprecios y estratagemas que atropellan sus derechos. En adelante, habrá que mirar bien lo que se firma y considerar que antes de dar la orden a la empresa de la cancelación del contrato, mejor, acudimos a la oficina para que tomen nota de devolver el recibo caso de que se presente al cobro para así, trasladar el problema al emisor porque los gobiernos, aunque se autocalifiquen de izquierda no vigilan por el respeto de nuestros derechos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook